La Vice de la consulta | Vistazo

La Vice de la consulta

País

La Vice de la consulta

Tristana Santos | [email protected] Lunes, 06 de Noviembre de 2017 - 11:20
María Alejandra Vicuña, vicepresidenta encargada, heredó la vena política de su padre y mentor Leonardo Vicuña, un dirigente de Alianza PAIS que fue defensor a ultranza de Rafael Correa y hoy está con Lenín.
 
Lo que María Alejandra Vicuña Muñoz sabe de política lo aprendió de la mano de su padre, Leonardo Vicuña Izquierdo, quien en 1996 fue candidato al puesto que hoy ostenta su hija, la Vicepresidencia de la República. Vicuña Izquierdo fue el binomio de Frank Vargas Pazzos en las elecciones que ganó Abdalá Bucaram y es fundador de la Alianza Bolivariana Alfarista, uno de los movimientos de izquierda que formaron Alianza PAIS en 2006.
 
El pasado 9 de octubre, Leonardo Vicuña, de 75 años, se paró junto a su hija en el balcón de Carondelet mientras ella presidía la ceremonia de cambio de guardia presidencial. “La política es agridulce, los puestos son transitorios”, recuerda haber pensado él en ese instante.
 
María Alejandra Vicuña es ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda y ha asumido temporalmente la Vicepresidencia en reemplazo de Jorge Glas, quien guarda prisión preventiva. 
 
En 2015, María Alejandra fue una de cien asambleístas que votó a favor de enmendar la Constitución para, entre otras cosas, permitir la reelección indefinida de funcionarios públicos, y hoy ha aceptado con entusiasmo la tarea de impulsar lo contrario: desde la Vicepresidencia debe promover la Consulta Popular y si su tarea es exitosa se desechará esa misma enmienda. Su padre no ve contradicción alguna.
 
“Una Consulta Popular es la expresión más alta de la democracia porque es el pueblo el que se pronuncia, independientemente de la posición que se haya tenido antes, lo importante es que ahora la gente va a rectificar lo que la Asamblea en su momento aprobó”, dice Vicuña Izquierdo y añade algo más, “cuando Rafael (Correa) promocionó la posibilidad de la reelección indefinida, debió consultarle a la gente y así se lo dijimos varios dirigentes de Alianza PAIS”.
 
Vicuña Izquierdo, economista y docente por 45 años de la Universidad de Guayaquil, militó en el Partido Comunista y en Liberación Nacional. En el gobierno anterior fue miembro del Directorio del Banco Central y gobernador del Guayas. Estuvo por años en la directiva de Alianza PAIS y ahora es parte de la Comisión Nacional de Formación Política. Ha escrito tres libros sobre los éxitos de la Revolución Ciudadana, que sigue defendiendo. Su discurso, sin embargo, ahora es matizado. “Se van descubriendo cosas que todo el mundo ha condenado, un proyecto de cambio serio es incompatible con los malos manejos de los dineros públicos”, dice sobre las denuncias de corrupción.
 
Polémicas
 
María Alejandra tiene 39 años y es la menor de tres hermanos; Leonardo, economista, trabajó en la Corporación Financiera Nacional y hoy está en la SENAE (Aduana), y Marcela, quien trabaja en la Procuraduría General del Estado.
 
La Vicepresidenta encargada es divorciada, tiene una hija de 16 años, Emilia, de su matrimonio con el poeta y novelista Ernesto Carrión.
 
“María Alejandra se metió a fondo a la política cuando fundamos la Alianza Bolivariana Alfarista, ella se torna visible entre los jóvenes del movimiento y la promocionan para que sea candidata a asambleísta”, dice Vicuña Izquierdo.
 
María Alejandra sirvió dos períodos en la Asamblea y tuvo dos momentos polémicos. En 2013 fue una de las asambleístas que apoyó la despenalización del aborto en casos de violación y que el presidente Correa llamó traidoras. No fue una de las sancionadas por indisciplina en el partido, pero en el episodio marcó distancia con las asambleístas más “sumisas” con el Presidente.
 
“Es una visión equivocada del Presidente decir que esto es una traición”, dijo entonces la asambleísta Vicuña.
 
En 2015, sin embargo, Vicuña hizo algo polémico para demostrar su compromiso con Correa: filtró en redes sociales una conversación privada de la activista Martha Roldós en la que decía, sin nombrar al Presidente, “ojalá se caiga este h.p.”. Vicuña dijo que recibió el audio de una fuente anónima, pero Roldós la acusó de violación a la intimidad.
 
Según su padre, en varias ocasiones los militantes de las bases de Alianza PAIS en Guayas han lanzado el nombre de María Alejandra para directora provincial del partido. Ese cargo lo ocupó María de los Ángeles Duarte y desde 2014 lo tiene Marcela Aguiñaga, “en funciones prorrogadas”, resalta Vicuña Izquierdo.
 
Aguiñaga es parte del ala correísta de Alianza PAIS, y ahora es abierta crítica de Lenín Moreno. Otros que se han ido al lado de Correa son Ricardo Patiño, Paola Pabón y Virgilio Hernández, quienes en agosto renunciaron a sus cargos en el gabinete de Moreno.
 
Pero María Alejandra Vicuña, a pesar de no ser del círculo íntimo de Lenín, decidió no renunciar. “Lo conversamos”, cuenta el padre. “Me parece que se precipitaron los compañeros en esa decisión, no había como abandonar el gobierno manteniéndose en Alianza PAIS, porque quien preside el gobierno es el presidente del partido”.
 
María Alejandra aún pide consejo a su padre, no tanto como antes, pero hablan seguido. “Hablamos no como papá e hija sino como compañera y compañero, como dos miembros de un colectivo donde tomamos decisiones”.
 
Con un partido dividido, la Consulta Popular será la oportunidad de Lenín Moreno de retomar el control de las bases de Alianza PAIS, según un análisis de la consultora Rodríguez & Baudoin. Vicuña, según este análisis, tiene la misión de que esas bases apoyen al “leninismo” y no se dejen conquistar por los sedicionistas.
 
“El objetivo de María Alejandra es que el gobierno del presidente Lenín Moreno se afiance con la Consulta y gane mayores espacios de gobernabilidad”, dice Vicuña Izquierdo. “Alianza PAIS está en un momento crítico sin duda, pero están intocados los propósitos de redistribución de la riqueza, de combatir la pobreza, eso es lo fundamental. Lenín es el presidente ahora, de elecciones presidenciales, hablaremos en tres años y medio”.