Ivonne Baki, embajadora de Mahuad, Noboa y Moreno: ¿Cómo empezó su carrera diplomática? | Vistazo

Ivonne Baki, embajadora de Mahuad, Noboa y Moreno: ¿Cómo empezó su carrera diplomática?

Cecilio Moreno / [email protected] Jueves, 20 de Febrero de 2020 - 16:32
Facebook
Twitter
Email
Embajadora de Mahuad, Noboa y Moreno, ministra de Gutiérrez, delegada de Correa y amiga personal del actual presidente de Estados Unidos Donald Trump. Ivonne Baki se ha dedicado al arte, la diplomacia y a cultivar relaciones internacionales. Después de su paso reciente por Catar, regresa a Washington, para profundizar la agenda bilateral entre Estados Unidos y Ecuador.
 
Lenín Moreno es el tercer presidente del Ecuador invitado a la Casa Blanca por gestión directa o indirecta de Ivonne Baki. Antes, Jamil Mahuad –en conjunto con el presidente del Perú– fue recibido por Bill Clinton y Lucio Gutiérrez por George W. Bush. Moreno es el tercer presidente al que ella representa como embajadora en la capital de los Estados Unidos.
 
Nació en Guayaquil, creció en Quevedo, formó familia en Beirut, estudió en dos de las universidades más prestigiosas del mundo: La Sorbona de París y Harvard University, en Massachusetts. Habla con fluidez español, inglés, árabe y francés. “Su increíble carisma y su gran experiencia en política y negocios, la ha hecho destacar y tener renombre internacional”, escribió uno de sus amigos cercanos.
 
Amiga de todos
En las últimas cuatro décadas, todos los gobernantes ecuatorianos –tirios y troyanos– han confiado en ella, de una u otra manera, para diferentes gestiones internacionales. Empezó su carrera diplomática en 1981 como consulesa en Beirut. Entre 1992 y 1998 en que ella fue consulesa honoraria en Boston, en Estados Unidos, por Carondelet pasaron cinco mandatarios.
 
Su vida está llena de anécdotas que enriquecerían el guion de una buena película. Todo empezó en una calle de Beirut cuando una niña de 17 años chocó su auto contra el de un empresario que le duplicaba en edad. Había viajado solo por conocer a su abuela materna, terminó casándose al año siguiente. Ivonne Leila Juez Abuchacra se convirtió en Ivonne A-Baki. Sus tres hijos estaban muy pequeños cuando en 1975 empezó una guerra civil en Líbano que duró 15 años y seis meses.
 
Por estudios de sus vástagos llegó a París. Estudió arte en la universidad de La Sorbona. Se convirtió en pintora. Princeton, Yale y Harvard fueron los destinos universitarios estadounidenses de sus hijos. Así llegó a Boston donde aprovechó para estudiar administración pública en Harvard. Allí organizaba exposiciones de pintura y sembraba amistades. Sus cuadros llegaron a venderse en 50 mil dólares. Es amiga por igual de actrices como Bo Derek o de académicos como Jeffrey Sachs o Roger Fisher.
 
Este último, experto en resolución de conflictos internacionales, participó activamente en las conversaciones que llevaron a la firma de la paz entre Perú y Ecuador, en 1998. Durante el proceso, Baki colaboró para que el presidente Bill Clinton recibiera al presidente Jamil Mahuad junto a su par peruano. Cuando Gustavo Noboa asumió el poder ratificó a Baki como embajadora en Washington.
 
En 1998 se estrenó como embajadora. La recibió el presidente Bill Clinton. Su gestión contribuyó a la paz con Perú.
 
Su único revés
Del Ecuador nunca se alejó. Primero fundó la organización Sin Fronteras que realizó postas de salud en sectores rurales con médicos norteamericanos. La primera fue en Esmeraldas, para atender el problema de la cisticercosis.
 
Para 2002 regresó al Ecuador con ánimos de ser candidata a la Presidencia de la República. En su primera aventura electoral consiguió apenas el 1,74 por ciento de los votos. El ganador fue Lucio Gutiérrez, quien la nombró ministra de Comercio Exterior.
 
En 2003, volaba de Washington a Florida en el avión de su amigo Donald Trump. Aprovechó para pedirle ayuda para la remediación ambiental en Galápagos tras un desastre ecológico. La ayuda no se hizo esperar, pero Trump le propuso algo más: ¿Por qué no llevas el Miss Universo al Ecuador? Al año siguiente el propio Trump, dueño de la franquicia, junto a su entonces novia Melania, aterrizaban en Quito. Los cuatro millones que el Ministerio de Finanzas asignó para el evento fueron muy criticados durante la Revolución Ciudadana.
 
La iniciativa Yasuní pretendía dejar el petróleo bajo tierra. Ivonne Baki lideró la búsqueda de aportantes. Para el entonces presidente Correa, "el mundo nos falló".
 
Eso no impidió que Rafael Correa la seleccionara como candidata a dirigir la Unesco. Entonces, ella ejercía la presidencia del Parlamento Andino, cargo al que había llegado de la mano de Sociedad Patriótica. Lo de la Unesco no cuajó. Pero su cercanía con Rafael Correa creció y fue nombrada cabeza de la Iniciativa Yasuní-ITT para dejar el petróleo bajo tierra. Allí estuvo al menos cuatro años recorriendo el mundo hasta que Correa sintió que “el mundo nos ha fallado” y la explotación petrolera empezó.
 
El gobierno de Lenín Moreno intentó devolverla a Washington en 2017, pero ella pidió una delegación más cercana a Líbano para atender la enfermedad de su esposo. Fue embajadora en Catar. Sami Abd-el-Baki falleció en septiembre de 2017.
 
Como embajadora en Catar fortaleció el comercio entre los dos países y gestionó la reciente visita del vicepresidente Otto Sonnenholzner.
 
En febrero de 2020 Baki se ha convertido por tercera vez en embajadora de Ecuador en Estados Unidos. La invitación a Moreno para visitar la Casa Blanca, llegó apenas dos días después de que ella presentara sus credenciales al presidente Donald Trump.
 
Entre Washington y Quito hay una agenda extensa que va desde temas geopolíticos hasta temas comerciales. Para Pablo Arosemena, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio del Ecuador, “Firmar un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos es la prioridad en materia de comercio exterior”. Fortalecer la ayuda en el control del narcotráfico, sobre todo en el mar territorial, y revisar la situación geopolítica de Venezuela son también fundamentales.
 
Tras una década de tensas relaciones que incluyeron la expulsión de una embajadora, los vínculos están hoy en un buen momento. Antes, en Quito estuvo el vicepresidente Mike Pence y a Guayaquil acudió el secretario de Estado Mike Pompeo.
 
Donald Trump le sugirió hacer el concurso Miss Universo en Ecuador. En 2004, él estuvo en Quito con Melania.