Granda justifica uso de avión del Estado por seguridad | Vistazo

Granda justifica uso de avión del Estado por seguridad

País

Granda justifica uso de avión del Estado por seguridad

Redacción Lunes, 29 de Julio de 2019 - 10:34
El secretario Anticorrupción del Gobierno, Iván Granda, admitió que utilizó una aeronave del Estado para viajar de Salinas al Club Casa Blanca, ubicado en Atacames, provincia de Esmeraldas, con sus hijos y la ministra del Interior, María Paula Romo.
 
Según explicó el funcionario, en una entrevista con el periodista Carlos Vera, él y Romo utilizaron la aeronave para asistir a la reunión del presidente Lenín Moreno con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en Salinas, el pasado marzo del 2019.
 
Tras el acto, ambos se trasladaron en un avión de la Policía Nacional para un viaje de Salinas a Casa Blanca por el feriado de Carnaval.
 
No obstante, Vera le preguntó: "Ya había acabado el acto oficial, ¿por qué no alquilan una avioneta?". A lo que Granda contestó: “Porque no tenemos plata. Nosotros no somos (Rafael) Correa”.
 
De igual manera, respondió que no viajaron por vía terrestre porque tenían tres personas de seguridad y que la Policía no garantizaba su seguridad.
 
"Teníamos una cápsula de seguridad reducida porque toda la otra cápsula se fue el día viernes (1 de marzo) porque teníamos planificado nuestro feriado en Casa Blanca. Teníamos tres personas de seguridad y la Policía no garantizaba nuestra seguridad", afirmó Granda.
 
Además, dijo que la ministra del Interior y él son los dos funcionarios del gobierno con más alto riesgo de seguridad en el Ejecutivo.
 
 
Tras las declaraciones de Granda, el expresidente Rafael Correa dijo: "cuando se trata de justificar lo injustificable: “No tienen plata”, pero se van de vacaciones... ¡a Casa Blanca! (yo ni conozco)".
 
Y agregó, "¿no dizque 'si eres querido' no necesitas seguridad? A mí me la quitaron. ¿Tienen más riesgo que yo?".
 
El pasado 13 de julio, la asambleísta Lourdes Cuesta denunció el uso indebido de bienes públicos, por parte de Iván Granda y María Paula Romo ante la Contraloría General del Estado.
 
Por su parte, María Paula Romo calificó como "mucha mala fe en la insinuación de la señora Cuesta en esta carta que difunde el correísmo".