Gasolina Súper se ajustará mensualmente | Vistazo

Gasolina Súper se ajustará mensualmente

País

Gasolina Súper se ajustará mensualmente

Redacción Jueves, 27 de Diciembre de 2018 - 11:39
Desde este jueves 27 de diciembre, las gasolineras del país aplicaron un nuevo precio a la gasolina Súper, que pasó de $2.98 a $3.10, en base al decreto No. 619 emitido por el presidente de la República, Lenín Moreno.
 
La semana pasada, el Ejecutivo anunció la incrementación del precio de la gasolina Extra y Ecopaís de $1,48 a $1,85 por galón, pero el mismo decreto además establece que "el precio de venta en terminal para la Gasolina súper, para el sector automotriz, será determinado en forma mensual por la EP PETROECUADOR, en base al costo promedio ponderado más los costos de transporte, almacenamiento, comerciaización, un margen que podrá definir la indicada empresa pública y los tributos que fueren aplicables."
 
Esta modalidad de determinación del precio de forma mensual también será aplicada para los solventes industriales y los residuos petroleros, como azufre y asfalto, así como al precio de venta de diésel (que variará de acuerdo al mercado internacional).
 
En un comunicado, el Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables explicó que existirá una libre oferta y demanda de este hidrocarburo (gasolina Súper), por lo tanto, el costo de venta al público en las estaciones de servicio será fijado por los distribuidores. Sin embargo, EP Petroecuador regulará con sus valores el precio en el mercado.
 
"Como parte de las decisiones económicas del Gobierno Nacional para afrontar una herencia de 40 años de gasto en subsidios, que en la última década le costó al país $50 mil millones, el precio de la gasolina súper fue liberado. Es decir, que su costo variará de acuerdo al mercado internacional, como es en la mayoría de países", indicó la entidad.
 
 
Al respecto, el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, justificó la medida en base a las necesidades de recorte presupuestario que se requieren para asegurar la viabilidad del pago por parte del Estado de proyectos sociales. Según Martínez, hay que erradicar "la idea fallida de que el Estado podría pagar todas las cuentas".