El Glasnot Criollo: las ventajas del "Tío Rico" | Vistazo

El Glasnot Criollo: las ventajas del "Tío Rico"

País

El Glasnot Criollo: las ventajas del "Tío Rico"

María Belén Arroyo y Alejandro Pérez Martes, 04 de Julio de 2017 - 13:13
No tuvo un cargo pero sí poder e influencias. Ricardo Rivera Arauz sacó ventaja de su parentesco con el actual Vicepresidente. Recibía el uno por ciento de los contratos que Odebrecht suscribía con el Estado. Trece millones de dólares detectó hasta ahora la Fiscalía: $ 5 millones en transferencias electrónicas y $ 8 millones en efectivo, a través de una empresa en el exterior. 
 
Las transferencias se efectuaron entre 2012 y 2013. El efectivo se habría entregado por medio de la empresa ecuatoriana DIACELEC S.A., que a su vez recibía los pagos de una rma en el exterior. Según la investigación scal, el lugar donde se concretaban los sobornos era la suite 156, en la torre B del Swissotel, en Quito, rentada por Odebrecht. 
 
De 68 años, Rivera Arauz es tío del Vicepresidente de la República. Es hermano de madre de la señora Norma Espinel Arauz, quien es la mamá de Jorge Glas Espinel.  
 
Rivera apoyó al gobierno de la Revolución Ciudadana en diversas funciones desde 2007. Rivera Arauz representó para Glas –en su infancia y juventud– la figura paterna que estaba ausente, aseguran cercanos a la familia. Antes del correísmo, era socio, al tiempo que empleador de Glas. Le había confiado la conducción del programa de entrevistas en el canal TV Satelital, de su propiedad. 
 
Hoy enfrenta cargos por el presunto delito de asociación ilícita, junto con otros seis acusados. Por su edad enfrenta arresto domiciliario. “La infracción habría sido cometida entre 2007 y 2014 de manera continua e ininterrumpida”, según la audiencia de formulación de cargos contra el grupo de perso- nas a quienes la justicia procesa por delincuencia organizada. 
 
La fortuna de Rivera se amasó durante la Guerra del Cenepa, por contratos con el sector Comunicaciones; pero como administrador del hogar enfrentó problemas. Tiene dos juicios de alimentos en su contra; transcurrieron durante el actual gobierno, que proclamó defender los derechos de los menores de edad abandonados por sus padres. 
 
Un sinfín de jueces conocieron los casos. Alguno recibió cargos luego de sentenciar a su favor. Un juez dictaminó en $ 600 el monto mensual de una pensión; otro revisó la cifra, con base en las presunciones de gastos, por el consumo de tarjetas de crédito: la subió a $ 4.000. El demandado llevó el caso hasta la Corte Constitucional, donde quedó sin piso la petición de aumento. 
 
Otra punta del "Glasnot criollo"
Por el mismo delito de asociación ilícita, junto con el tío de Jorge Glas se encuentra encausado quien presidió la Comisión de Licitaciones de la Secretaría del Agua (Senagua), Carlos Alberto Villamarín. A él se le acusa de “Favorecer a Odebrecht cambiando las bases de los concursos (...) siendo funcionario público habría recibido pagos para beneficiar a la empresa para que pueda obtener contratos”.
 
Villamarín, quien actuaba como subsecretario técnico de Recursos Hídricos, presidió el grupo de expertos que diseñó las bases para la contratación del trasvase Daule-Vinces. Cinco empresas participaron en el concurso. La ganadora fue la rma brasileña Odebrecht; datos de la Fiscalía apuntan a que recibió más de $ 200 mil por favorecer este contrato. 
 
El proceso empezó en 2012, cuando la Secretaría del Agua estaba dirigida por Walter Solís Valarezo, gura que entre enero de 2007 y septiembre de 2016 ocupó varios cargos de importancia en el correísmo. En las bases del concurso se destaca que quien pidió el crédito para el trasvase y para la central Manduriacu fue el entonces ministro de Sectores Estratégicos. 
 
Además del trasvase, los documentos de otros proyectos ejecutados por Odebrecht en el país constan en la investigación scal: Refinería del Pacífico, Manduriacu, poliducto Pascuales-Cuenca; y, Acueducto La Esperanza.
 
Obras fundamentales, cuya ejecución era el proyecto de bandera del Ministerio de Sectores Estratégicos, que en un principio fue dirigido por Glas. 
 
Jorge Glas viene clamando su inocencia, y ha pedido comparecer a la Fiscalía para demostrar que tiene manos limpias, mente lúcida y corazón ardiente. Su comparecencia estuvo prevista para el segundo lunes de junio: se postergó. También pidió ser llamado por la Asamblea.
 
En medio de la Guerra Fría, el oficialismo se rasga las vestiduras casa adentro. La Unión Soviética, en 1986, abrió las puertas a la transparencia y la apertura, la era del Glasnost, su traducción en ruso. A la postre permitió conocer los abusos del poder y los excesos de los funcionarios encumbrados en el Kremlin. ¿Hasta dónde llegará el Glasnost criollo?