Deuda del Gobierno Nacional con su aporte al IESS asciende a los $887,5 millones | Vistazo

Deuda del Gobierno Nacional con su aporte al IESS asciende a los $887,5 millones

Redacción Jueves, 28 de Mayo de 2020 - 14:21
Facebook
Twitter
Email

El Gobierno Nacional no ha cancelado un solo pago al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en lo que va del año. La deuda pendiente es de $887,5 millones que corresponden al aporte del 40% estatal para el fondo de pensiones. La cifra fue entregada por la ejecución presupuestaria del Ministerio de Finanzas. Entre 2019 y el presente año se debía desembolsar $1.749 millones, pero se ha pagado $861 millones, monto correspondiente al año pasado, del actual no se ha efectuado.

El valor incluye riesgos del trabajo y seguro social campesino, que fue suspendido entre 2015 y 2018. El expresidente Rafael Correa promovió la Ley de Justicia Laboral, que eliminó ese aporte de Estado al IESS, a pesar de que la Corte Constitucional la declaró inconstitucional. De tal modo que el actual Gobierno tuvo que reasumir los pagos, pero no ha alcanzado a cumplir con estos.

El gerente general del Banco del IESS, Vinicio Troncoso, reveló la complicada situación de liquidez que atraviesa el Seguro Social. Confesó que apenas quedan cuatro meses en la que el BIESS tendrá liquidez. Esto propulsó a que el ministro de Finanzas, Richard Martínez, plantee un posible traspaso de activos estatales para cumplir la “deuda histórica con el IESS”.

En recuento general, desde que el anterior Gobierno suspendió el pago, en el IESS quedó un hueco de $4.800 millones. Luego se denunció que el antiguo presidente del Consejo Directivo del IESS, Richard Espinosa, pretendía desaparecer una cuenta por cobrar al Estado por $2.500 millones. La Contraloría examinó el caso y estableció que la deuda existía y que el valor ascendió a $3.500 millones.

ACTIVOS COMO PAGOS

La propuesta gubernamental de transferencia de activos como forma de pago genera dudas, aunque estratégicamente podría funcionar, según explican expertos. El secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal, Jaime Carrera, señaló para el diario guayaquileño El Universo que el pago debe realizarse en efectivo, porque “lo que se requiere al momento por parte del IESS es liquidez”, argumentó.

Además, cuestionó con qué activos se pretende hacer el pago, puesto que algunos de estos ya generaron pérdidas a las empresas que los manejaban. Tal es el caso de Ferrocarriles del Ecuador o Tame. La única viable es CNT (Corporación Nacional de Telecomunicaciones), puesto que es la única que genera ganancias.

El representante de los jubilados del IESS, Henry Llanes, reconoce la viabilidad de la propuesta de transferencia, pero que esta debería hacer una reforma a la institución para que sea manejada independientemente, sin intervención estatal.

Indicó ejemplos como el sistema de refinación de combustibles, poliductos o terminales de almacenamientos. Incluso la propia telefonía celular, puesto que en 2023 terminan los contratos y se podría entregar uno al IESS para que, asociándose a una entidad privada, reciba réditos. Según estima, esto permitiría que el IESS prescinda del aporte estatal del 40%. Prepararán una propuesta técnica para la administración de la refinación.