CPCCS-T ratifica a Pablo Celi en Contraloría hasta el 2022 | Vistazo

CPCCS-T ratifica a Pablo Celi en Contraloría hasta el 2022

País

CPCCS-T ratifica a Pablo Celi en Contraloría hasta el 2022

Redacción Miércoles, 08 de Mayo de 2019 - 12:56

Por unanimidad, el pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio (CPCCS-T) ratificó a Pablo Celi como contralor subrogante hasta 2022, mientras se desarrolla la propuesta de transformar a la Contraloría en un Tribunal de Cuentas.

Mediante un mandato, aprobado este 8 de mayo de 2019, el organismo transitorio establece que Celi permanerá en el cargo hasta que acabe el periodo por el que se eligió al contralor titular (Carlos Pólit).

Además, exhortaron a las autoridades a trabajar en la creación del Tribunal de Cuentas. Con esto, evitarían que los nuevos consejeros -elegidos el 24 de marzo pasado- realicen el concurso de selección del Contralor General del Estado.

A incios de este año, el presidente de la República, Lenín Moreno, y el presidente del CPCCS-T, Julio César Trujillo, anunciaron que un Tribunal de Cuentas reemplazará al actual Contralor General del Estado. Trujillo mencionó que para crear este Tribunal serán necesarios algunos cambios en la Constitución y la Ley, por lo que se conformará una Comisión que estudie los aspectos jurídicos para delimitar el camino más adecuado para su implementación.

Por su parte Moreno, manifestó que la decisión de crear esta instancia se pondrá en consideración de la Corte Constitucional.
 
Según el CPCCS-T, "es fundamental una reestructuración de la Contraloría General del Estado, ya que de esta depende el control sobre el manejo de los fondos públicos".
 
 
En septiembre de 2017, Celi expuso al presidente Moreno, su proyecto para crear el Tribunal de Cuentas del Estado, un cuerpo colegiado conformado por siete miembros con funciones resolutivas para la aprobación de informes, predeterminación y determinación de responsabilidades.
 
Pablo Celi asumió las funciones de autoridad subrogante del organismo de control en medio de una polémica disputa por el cargo y tras la renuncia de Carlos Pólit, quien posteriormente fue sentenciado a seis años de prisión por concusión, dentro de la trama de sobornos de Odebrecht.