Policía tardó 2 horas en actuar ante intrusión en embajada | Vistazo

Policía tardó 2 horas en actuar ante intrusión en embajada

País

Policía tardó 2 horas en actuar ante intrusión en embajada

EFE Martes, 23 de Agosto de 2016 - 09:47
El Gobierno criticó hoy que la policía británica tardase "dos horas" en llegar a la embajada de este país en Londres, donde está refugiado el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, después de que se denunciase un intento de intrusión.
 
En la madrugada del lunes, un individuo no identificado intentó acceder a las dependencias de la misión ecuatoriana en Londres, ubicada en el barrio de Knightsbridge, en el suroeste de la capital británica, según comunicó la embajada en una nota de prensa.
 
El Ejecutivo lamenta que las autoridades no respondieran con mayor rapidez ante un intento de acceso no autorizado al edificio, a pesar de los "ingentes recursos" que el Gobierno británico destinó para evitar la salida de Assange de la legación diplomática.
 
Asimismo recordó, que según la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas (1961), el país receptor tiene la obligación especial de adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de una embajada diplomática contra toda intrusión o daño.
 
En este caso, según el comunicado, "la seguridad" de la legación ecuatoriana ante el Reino Unido es "responsabilidad de las autoridades británicas".
 
En octubre del pasado año, la Policía Metropolitana de Londres (MET o Scotland Yard) anunció que había decidido modificar la vigilancia de la legación y que ésta dejaría de contar con agentes permanentes.
 
No obstante, Scotland Yard indicó que se mantendría la vigilancia de la misión diplomática, pero "de forma encubierta", lo que puede incluir agentes.
 
El periodista y exhacker australiano de 45 años entró en la embajada ecuatoriana el 19 de junio de 2012, después de un largo proceso judicial en Londres sobre la petición de extradición cursada por las autoridades suecas, que lo quieren interrogar por unos delitos sexuales supuestamente cometidos en Suecia en 2010.