Metro: La estación cuestionada | Vistazo

Metro: La estación cuestionada

País

Metro: La estación cuestionada

Ana Angulo B. | [email protected] Sábado, 20 de Febrero de 2016 - 11:31
Sixto Durán-Ballén, expresidente y exalcalde de Quito, alerta sobre la construcción de una parada del Metro. El gerente de la obra, Mauricio Anderson, asegura que no habrá riesgos para el Patrimonio de la Humanidad.
 
“UN CASTIGO PARA EL CENTRO HISTÓRICO”: SIXTO DURÁN-BALLÉN
 
¿Usted se opone a la construcción del Metro?
Yo respaldo la obra, porque considero que es una necesidad urgente de la ciudad; sin embargo, tengo objeciones a varios aspectos del proyecto.
 
¿Por ejemplo?
Una línea de Metro debe ser directa, no zigzagueante como está diseñada porque eso disminuye la velocidad. Pero el mayor problema es la parada que se construirá debajo de la plaza de San Francisco.
 
 
¿Cuál es el inconveniente?
La excavación del túnel podría demorar de siete a ocho meses, con jornadas de trabajo de 22 horas diarias. Durante ese período, todas las edificaciones del sector deberán soportar las vibraciones de los equipos. A su vez, la gente que vive y trabaja allí tendrá que sobrellevar el ruido de las máquinas, los gases, el polvo…
 
¿Qué pasaría con las edificaciones?
Muchas construcciones son de adobe y las vibraciones podrían causarles rajaduras que pueden terminar en derrumbes.
 
¿La iglesia, la plaza y el convento estarían en riesgo?
Asistí a una reunión con el alcalde Mauricio Rodas. Allí los representantes de la constructora Acciona-Odebrecht aseguraron que los equipos hacen poco ruido y no producen mayor vibración. Yo tengo dudas.
 
Durante su Alcaldía se construyeron los túneles de San Juan, San Roque y San Diego que unen el norte y el sur de la ciudad ¿qué afectaciones hubo?
No hubo mayor problema, solo se desplomó una casa de adobe. Sí le puedo asegurar que hubo gran molestia de ruido, humo, polvo.
 
¿También le preocupan las ventas ambulantes?
Temo que la plaza se convierta en un mercado de vendedores informales. La parada en San Francisco será un castigo para el Centro Histórico.
 
¿Tiene otras objeciones?
La distancia de tres kilómetros entre la parada de San Francisco y las más cercanas: La Magdalena (sur) y Alameda (centro-norte), constituirá un problema para los pasajeros que deban quedarse en puntos intermedios.
 
¿Qué pasará si durante la excavación se encuentran restos históricos?
En ese caso, el alcalde Mauricio Rodas ha dicho que pararía la obra.
 
 
  
“NO AFECTA BIENES PATRIMONIALES”, MAURICIO ANDERSON, GERENTE DE METRO DE QUITO
 
Al expresidente Sixto Durán-Ballén le preocupa que las vibraciones que producen los equipos pongan en riesgo las edificaciones del sector de la Plaza de San Francisco.
La perforación del túnel no se realizará con picos, palas ni retroexcavadoras. Utilizaremos tecnología de punta, igual que otras ciudades con patrimonios de alto valor como Roma, Viena, París, Madrid. Instrumentos de monitoreo controlarán las vibraciones, lo que nos permitirá realizar ajustes y evitar fallas.
 
Durán-Ballén también teme que la plaza se convierta en un gran mercado.
La estación será subterránea y dentro de ella estarán prohibidas las ventas informales. En la superficie, la gente circulará no solo por la plaza sino por todo el Centro Histórico como ocurre actualmente.
 
¿La parada ocupará toda la plaza?
Utilizaremos menos de la mitad del subsuelo de la plaza. La parada estará lejos de la iglesia de San Francisco y de la obra de Cantuña (atrio). No serán afectados los bienes patrimoniales.
 
 
¿Qué ocurrirá si durante la excavación se hallaren restos arqueológicos?
Los arqueólogos ingresarían al sitio para rescatar los bienes y darles valor. Mientras tanto, la ruta sería desviada temporalmente para no interrumpir el proyecto. De ese modo recuperamos lo que estuvo oculto, se realizan las investigaciones históricas y los trabajos del Metro continúan. Los hallazgos serían expuestos en un museo dentro de la parada o en alguna galería del Centro Histórico de Quito.
 
¿Cuándo empezará la perforación del túnel?
El segundo semestre de 2016 llegarán dos tuneladoras: una operará en sentido sur-norte y otra en dirección norte-sur. Ambas trabajarán de forma simultánea.
 
¿Cuándo será inaugurado el Metro?
El contrato plantea 36 meses de construcción más seis de operación. El Metro estaría en pleno funcionamiento en 2019.
 
¿La perforación del túnel aumenta el costo de la obra?
Para nada. El costo total del proyecto del Metro de Quito es 2.009 millones de dólares. La cifra incluye las fases I, II, el material rodante, los trenes, la gerencia de proyecto, la fiscalización, los imprevistos y los ajustes de precios.