Los retos del e-commerce en Ecuador | Vistazo

Los retos del e-commerce en Ecuador

País

Los retos del e-commerce en Ecuador

Jorge Cavagnaro | [email protected] Lunes, 09 de Noviembre de 2015 - 11:00

El ahorro de tiempo en ir a una tienda y la posibilidad de revisar opiniones sobre un producto o servicio son dos de los rasgos que el comercio electrónico tiene como piedra angular para su desarrollo. Progreso que en Sudamérica, según un informe de la Fundación Ecommerce, en 2014 fue del 18 por ciento en comparación al año anterior, al llegar a más de 37 mil millones de dólares.

Ecuador, en ese escenario, tiene un rol antagónico. De acuerdo con Leonardo Ottati, director de la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico (CECE), las compras online con tarjeta de crédito podrían acercarse a los 200 millones de dólares. No obstante, cree necesario ampliar el cálculo a otros métodos de pago donde se usaron los canales electrónicos como antesala de una compra. “Enviar una papeleta de depósito por e-mail, pagar en efectivo al recibir la mercadería o usar una tarjeta de débito, también es e-commerce”.

Bajo ese análisis, dice, este rubro en 2014 se acercó a los 500 millones de dólares. Pero aún con esa cifra, el peso de Ecuador en la región apenas supera el uno por ciento. ¿Problema de oferta o el crecimiento depende de la demanda? Ottati cree que el reto es de los dueños de los comercios. “Ellos tienen que culturizar al comprador (…) Deben darle la mayor información posible para que sienta esa confianza” que tienen en portales extranjeros.

Similar opinión tiene Jorge Terán, gerente de la asesora Edutic Ecuador, quien agrega que sí hay ganas de comprar vía online, pero que las marcas nacionales deben dar confianza, beneficios, algo que agregue valor a esa venta. “Si llegas al consumidor con la oferta adecuada, con el método de pago que necesita, y una entrega segura, esto crecerá”. Por ahora indica que el 98 por ciento de las compras online se hacen en sitios del exterior.

OPORTUNIDADES EXTERNAS

Aunque el peso de las ventas online sea en el extranjero, la Resolución 023 del Comité de Comercio Exterior (Comex) tomada el año pasado, en el que fijó un cupo y arancel para los productos comprados en el exterior, generó una oportunidad en el mercado nacional. Esto lo reconoce José Sáenz, gerente general de Linio Ecuador, una tienda digital que vende desde alimentos hasta equipos electrónicos.

Cinco meses después de que el Comex active esa normativa, y con una inversión previa de 500 mil dólares, empezaron la operación de Linio en el país. Actualmente procesan 100 órdenes diarias, sobre todo de Guayaquil (61 por ciento); el 70 por ciento de éstas se cancelan en efectivo cuando se entrega el producto.


“Las empresas que trabajan formalmente en e-commerce lo hacen con una unidad,
con un Gerente que lidera esta área. Porque si se les asigna esta labor para
compartirla con sus otras funciones, siempre tendrá una justificación para
decir por qué no logró los objetivos trazados”. Leonardo Ottati, director de
la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico (CECE). 

Sáenz explica que esta dinámica en el sistema de pago es similar a la que han visto en países como Colombia y Perú. Por eso, para incrementar el uso de tarjetas de crédito en el segmento online, considera necesario crear alianzas estratégicas con entidades financieras.

Sebastián Quevedo, vicepresidente de Medios de Pago de Produbanco, comparte esta opinión ya que, dice, un 22 por ciento de los 160 mil tarjetahabientes que tienen compran electrónicamente. “Anualmente se hacen cerca de 250 mil transacciones, con una compra promedio de 81 dólares”.

Para incentivar el uso de este medio de pago trabajan con una firma peruana que les facilita la implementación del botón de pago en la web. Servicio que también ofrece la empresa nacional Payment Soft, que provee a más de 200 firmas como Quadetech y La Bahía. Para Mario Pólit, presidente de la compañía, los emprendedores son claves en el desarrollo de este canal. “Ellos están más abiertos a utilizar nuevas herramientas para sus negocios”.

ENFOQUE INTEGRAL

Uno de los aspectos donde los empresarios deben trabajar más, dice Jorge Terán, de Edutic Ecuador, es en la capacitación. Y no solo en ellos mismos, para entender que deben manejar inventarios físicos y digitales por separado, y analizar quiénes son sus clientes, sino también en sus empleados. “Ellos (los trabajadores) pueden creer que lo online los va a reemplazar y quizá saboteen ese canal”. Por eso cree que el éxito del e-commerce depende de cómo vinculen al colaborador en el proyecto.

En LanEcuador, que es parte del Grupo Latam, los empleados aprovechan la plataforma web para incrementar su eficiencia en la oferta de los servicios. Bajo esa dinámica lograron que el 35 por ciento de su venta directa se dé en el sitio web.

Al mes tienen cerca de 30 mil transacciones, sobre todo de Quito y Guayaquil; y el 78 por ciento de las compras son para pasajes con destinos nacionales. “El modelo de venta de una aerolínea facilita la gestión del e-commerce porque no entregas un producto, sino un servicio”, reconoce Federico Hahn, subgerente de Canales y Lan.com.

En ese mismo segmento, Despegar.com en Ecuador ha incrementado sus ventas en un 20 por ciento, “un rendimiento superior al obtenido en otros países de la región Andina”, indica Jorge Luis Páez, gerente en el país. En promedio este portal, que también ofrece servicios hoteleros y renta de vehículos, recibe un millón de visitas por mes.

Para Matthieu Pujol, director de Marketing del holding de portales de compra y venta de vehículos Latam Autos, el aumento en la oferta de productos y servicios en el canal online se ha dado por la necesidad de los marketeros en buscar a los consumidores que están allá. “Esta generación busca primero en la web, ya sea información específica o también cuando quieren comprar”.

Por ejemplo, su página patiotuerca.com es una antesala del e-commerce donde el comprador revisa información de los vehículos y contacta al vendedor. Su desarrollo como “intermediario”, ya que no cuenta con un botón de pagos en su plataforma, le permitió levantar más de 30 millones de dólares de inversionistas extranjeros, 10 años después de crear el sitio. Con ese capital ya se expandieron a Argentina, México, Panamá y Bolivia.

Internacionalización que los dueños de los comercios electrónicos en Ecuador miran con interés por la posibilidad de ampliar su cartera de clientes. Aunque el reto inmediato es seducir a los propios consumidores ecuatorianos.