En 2015 el país tuvo el crecimiento más bajo en cinco años | Vistazo

En 2015 el país tuvo el crecimiento más bajo en cinco años

País

En 2015 el país tuvo el crecimiento más bajo en cinco años

Ecuavisa Lunes, 04 de Enero de 2016 - 17:57
El Banco Central del Ecuador (BCE) anunció, el pasado 31 de diciembre, que en 2015 el país cerró con una tasa de crecimiento de 0.4%, baja si se compara con cifras de años previos. Catedráticos analizan las causas de esta disminución e indican en qué sectores deberá poner atención el Gobierno para sobrellevar el 2016.
 
El economista Wilson Araque, catedrático de la Universidad Andina, cree que se debe, entre otras razones, a que el empleo no creció de acuerdo con la población. “Es obvio que no se generaron las suficientes fuentes de trabajo que el país demanda, sobre todo esa población más joven”.
 
Durante el actual régimen, Ecuador alcanzó su mayor crecimiento en 2011 con un 7,9 por ciento y desde entonces se ha registrado un decrecimiento constante: en 2012 fue de 5,6 por ciento; en 2013, de 4,6 por ciento; y en 2014, de 3,7 por ciento.
 
Carlos De La Torre, subdecano de economía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), recalca que pese a ser baja, la tasa de crecimiento aún es positiva y cree que la caída del precio del petróleo también explica la caída de importaciones y exportaciones. “Evidentemente, con una contracción dramática de los recursos que recibe el Estado ecuatoriano por las exportaciones petroleras, esto se traduce asimismo en una situación en que la dinámica de la economía va a frenarse, esa es la causa fundamental en términos macroeconómicos que ha derivado en esta tasa bastante menor de crecimiento en el 2015”.
 
Pero hay algo en lo que ambos economistas coinciden: creen que el 2016 será un año aún más difícil y dan recomendaciones para sobrellevar lo que se viene. “Los esfuerzos deben dirigirse a mantener el aparato productivo nacional operativo, esto quiere decir generar mecanismos que mantengan, si es posible que impulsen producción para consumo nacional”, dijo De La Torre.
 
De su lado, Araque tiene otra fórmula. “Ir creando desde el lado gubernamental una serie de señales que, tanto al inversionista nacional como internacional, le dé a entender de que en el país hay señales claras de lo que se piensa hacer en el futuro”.
 
También recomiendan austeridad y una redistribución inteligente de los recursos públicos.