Tras 78 días de aislamiento, Quito pasará al semáforo amarillo el próximo 3 de junio | Vistazo

Tras 78 días de aislamiento, Quito pasará al semáforo amarillo el próximo 3 de junio

Redacción Jueves, 28 de Mayo de 2020 - 09:36
Facebook
Twitter
Email

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, informó que, tras 78 días de aislamiento debido a la pandemia de coronavirus, la capital pasará al semáforo amarillo a partir del 3  de junio.

"Vamos con esperanza al color amarillo, todos tenemos que convertirnos en promotores sanitarios y cuidarnos mutuamente, Quito, se levanta!!", indicó Yunda en su cuenta de Twitter.

El burgomaestre anunció que el Cabildo va a emprender y contratar una campaña agresiva de promoción sanitaria "para recordarte siempre que tienes que usar la mascarilla, mantener el espacio físico y lavarte las manos. En el color amarillo ya no te cuido yo, te cuidas tú".

El pico de la pandemia de COVID-19 en Quito, con casi tres millones de habitantes y la segunda ciudad con más casos en Ecuador, se registró hace un mes, manifestó ayere el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos.

"El brote más grande de Quito ocurrió ya entre el 26 y el 30 de abril", dijo a la prensa el funcionario.

Zevallos agregó que "la demanda de camas (hospitalarias) ocurre justamente un mes después" y consideró que "ese fue el argumento más convincente para que el alcalde tome la decisión" de empezar el 3 de junio el desescalamiento de las medidas de restricción impuestas desde mediados de marzo.

Ecuador, con 17,5 millones de habitantes, es de los países latinoamericanos más golpeados por la pandemia en América Latina, con 38.100 casos del nuevo coronavirus, incluidos 3.275 fallecidos (19 por cada 100.000 personas).

Quito es la segunda ciudad de Ecuador con más casos de coronavirus (3.516), detrás del puerto de Guayaquil, foco de la pandemia en la nación, con 9.650 contagios.

Ecuador declaró el 16 de marzo el estado de excepción por tres meses, ordenó la suspensión del trabajo presencial y de las clases, e implantó el toque de queda 15 horas al día para promover el confinamiento y evitar la propagación del virus.

Desde mayo, los alcaldes tienen la facultad de disponer el desconfinamiento gradual de acuerdo a un semáforo, en el que el color rojo contempla esas medidas.

El amarillo permite el transporte urbano, el trabajo presencial con 50% del personal y el toque de queda de ocho horas.