Sentencia condenatoria contra integrantes de red delictiva en Quito | Vistazo

Sentencia condenatoria contra integrantes de red delictiva en Quito

Redacción Martes, 28 de Mayo de 2019 - 14:53
Facebook
Twitter
Email
Once integrantes de una organización delincuencial, que se dedicaban al robo, asalto y hurto en el sur de Quito, recibieron sentencia condenatoria por el delito de asociación ilícita.  
 
La banda tenían su base de operaciones en barrios del sur de la ciudad, como La Ferroviaria, La Villaflora, El Conde, Lucha de los Pobres, pero también solían ir a otras provincias.
 
En la audiencia de juzgamiento, efectuada el 22 de mayo de 2019, la fiscal del caso, Mariana López, presentó pruebas testimoniales, documentales y periciales, entre las que constan el testimonio de los agentes investigadores y aprehensores, el informe de vigilancias y seguimientos, el informe de identidad humana, testimonio de las víctimas, fotografías e indicios encontrados en los allanamientos, interceptación de llamadas telefónicas autorizadas por un juez, revenido químico, entre otras.
 
Apoyado en las pruebas, el Tribunal de Garantías Penales declaró la responsabilidad de los ciudadanos Jonathan H. y Edison Q., como autores directos del delito de asociación ilícita, y los sentenció a tres años de prisión y al pago de una multa de diez salarios básicos.
 
Un mes antes, los otros nueve integrantes de la organización (Xavier L., Christian L., Pablo M., Cristian B, Jonathan A., Kevín P., Dario N., Nancy R. y Lorena A.) se acogieron al procedimiento abreviado y fueron sentenciados a veinticuatro meses de prisión y una multa de cinco salarios básicos unificados.
 
La Fiscalía y la Policía Judicial empezaron a investigar a esta banda delincuencial, entre octubre y diciembre de 2018.
 
¿Cómo operaban?
Se movilizaban en cinco vehículos y motocicletas, seleccionando los domicilios o locales comerciales en los cuales cometerían el atraco.
 
Una vez escogido el lugar, los llamados “ejecutores” de la organización forzaban las seguridades de los inmuebles o almacenes y luego ingresaban para apoderarse de electrodomésticos, televisores plasma, equipos de audio, cilindros de gas, teléfonos celulares, computadores, tablets, joyas y más. Sus blancos eran casas y departamentos, cuyos propietarios salían a trabajar.
 
Para amedrentar a sus víctimas utilizaban armas de fuego. Una vez cometido el hecho, los delincuentes entregaban los objetos robados, principalmente teléfonos celulares y tablets, a otros integrantes de la organización para que los comercializaran en diferentes lugares de la ciudad.
 
Después de tres meses de investigaciones, que permitieron recabar suficientes indicios, la Fiscalía de Pichincha lideró -la noche del 12 de diciembre de 2018- el operativo “Despetar”, en coordinación con personal de la Unidad Antidelincuencial de Pichincha (UIAD), Criminalística y Grupo de Intervención y Rescate (GIR), en el que se allanaron varios domicilios y se detuvo a los once ciudadanos.
 
El delito de asociación ilícita está tipificado en el artículo 370 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y es sancionado con pena privativa de libertad, de tres a cinco años.