Señalan barreras en Latinoamérica para igualdad de género | Vistazo

Señalan barreras en Latinoamérica para igualdad de género

EFE Lunes, 22 de Octubre de 2018 - 07:36
Facebook
Twitter
Email
Discriminación por embarazo, desprotección de las trabajadoras domésticas o desigualdad salarial son solo algunas de las barreras legales o de hecho que afrontan las mujeres iberoamericanas en su día a día, según destaca hoy un informe de ONU Mujeres y la Secretaría General Iberoamericana (Segib).
 
Este "análisis de legislación discriminatoria en América Latina y el Caribe" denuncia que las mujeres de la región sufren discriminaciones laborales que pasan también por la prohibición para ejercer ciertas profesiones o dificultades para recibir una pensión de jubilación.
 
Es "imprescindible cambiar y mejorar" los sistemas legales para conseguir la igualdad de género, afirmó la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, en la apertura del seminario "Legislando para el empoderamiento de las mujeres" que se celebra hasta mañana en Madrid.
 
Grynspan consideró necesario avanzar "hacia sistemas que reconozcan el trabajo doméstico no remunerado, la igualdad de salarios y los derechos patrimoniales de la mujer, sistemas que conduzcan hacia una verdadera conciliación entre el trabajo y el hogar".
 
Por su parte, la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Asa Regnér, insistió en que garantizar la igualdad de oportunidades y reducir la discriminación es "fundamental" para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.
 
Según el informe, existen "importantes obstáculos en la aplicación y cumplimiento de las leyes" que tienen como consecuencia "una distancia pronunciada entre la igualdad legal y la igualdad sustantiva".
 
Pese a que también apunta a los avances que la región ha conseguido en acceso de la mujer a la tierra o al crédito, con la eliminación de las leyes discriminatorias en esa materia en todos los países, recalca que en la práctica las barreras siguen existiendo.
 
A su vez, el documento señala la discriminación que sufren muchas mujeres al quedarse embarazadas, pues corren el riesgo de perder su empleo, o la práctica de pruebas de embarazo en entrevistas de trabajo, situación que ONU Mujeres y Segib tachan de "preocupante".
 
"Se identifican aspectos discriminatorios en la protección de la maternidad, siendo que actualmente solo once países de la región respetan el piso básico de las catorce semanas -de baja por maternidad- establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT)", critica el texto.
 
En cuanto a los repartos de las tareas del hogar y los cuidados, el análisis subraya las diferencias sustanciales entre hombres y mujeres, pero también el "esfuerzo limitado en materia legislativa para alcanzar una mayor corresponsabilidad del Estado, las empresas y los hombres".
 
Subraya también el "desafío pendiente" de igualar las funciones de las trabajadoras del hogar al resto de categorías de trabajadores, ya que aún no tienen las mismas condiciones en cuestiones como el salario mínimo, el acceso a días de vacaciones o las prestaciones.
 
"Esta circunstancia discrimina en el acceso a este beneficio a una importante proporción de mujeres como resultado de su dedicación al trabajo doméstico o de cuidados no remunerado o la interrupción de sus trayectorias laborales como consecuencia de los periodos de embarazo y/o crianza de los hijos e hijas", analiza.
 
En materia salarial, los organismos alertan de la diferencia en la remuneración a hombres y mujeres, "clave -según el informe- a la hora de hacer efectiva la igualdad en este terreno".
 
Otro de los aspectos que rescata es la existencia aún hoy de leyes "en bastantes países" que impiden la práctica de ciertas profesiones para las mujeres, en concreto los relacionados con trabajar durante la noche o movilizar mucho peso, así como los que requieren horas extras.
HOY EN HOME