Seis de cada diez niños sufren desnutrición en Ecuador | Vistazo

Seis de cada diez niños sufren desnutrición en Ecuador

País

Seis de cada diez niños sufren desnutrición en Ecuador

EFE Miércoles, 12 de Diciembre de 2018 - 10:38
Seis de cada diez niños ecuatorianos sufren de desnutrición, según estudios del Banco Mundial presentados durante un encuentro en la ciudad de Riobamba, informó el Ministerio de Inclusión Económica y Social.
 
La titular de esta cartera, Berenice Cordero, aprovechó la presentación de las publicaciones del BM para llamar a todas las instituciones nacionales y extranjeras a confeccionar una sola agenda para encarar este fenómeno.
 
Las publicaciones del BM presentadas se denominan "Apuntando alto: retos de la lucha contra la desnutrición en Ecuador" y "Mensajes poderosos: promoviendo el mejoramiento de la nutrición", informó el Ministerio en un comunicado.
 
"Hay agendas comunes que se tienen que concretar para garantizar los derechos de niños y niñas a una vida saludable y a un futuro promisorio", aseguró Cordero al enfatizar en que, "si el tema de la desnutrición infantil no está en la sociedad civil, en los medios de comunicación y en todos los niveles de Gobierno, no vamos a lograr resultados satisfactorios".
 
De su lado, el especialista del Banco Mundial Nelson Gutiérrez, autor de los estudios, dijo que es necesario tener información clara del tema desnutrición y sus posibles causas.
 
"Seis de cada diez niños siguen sufriendo de desnutrición en el Ecuador, lo que no es muy alentador. Las provincias con más índices son Chimborazo, Bolívar y Guayas", apuntó Gutiérrez.
 
En el foro, Patricia Herrera, una exfuncionaria de la provincia de Chimborazo, pidió que se realicen acciones interrelacionadas y conjuntas entre los ministerios e instituciones involucradas.
 
"Además, en el caso de Chimborazo, es necesario tomar en cuenta el tema intercultural", dado que es una jurisdicción que abarca a un gran porcentaje de población indígena, acotó.
 
Herrera, además, criticó que el 90 por ciento de la población de esta provincia aún no tiene "agua segura" para beber.