Revelan abusos sexuales de profesor de gimnasia en Quito | Vistazo

Revelan abusos sexuales de profesor de gimnasia en Quito

País

Revelan abusos sexuales de profesor de gimnasia en Quito

Redacción Viernes, 12 de Julio de 2019 - 16:20

Luego de casi dos décadas, cinco mujeres -que no se conocen entre sí- cuentan que fueron víctimas de abuso sexual cuando eran niñas, y denuncian a su exprofesor de gimnasia, Alcides P. (un reconocido entrenador en Quito y también propietario del gimnasio).

"Cuando éramos niñas fuimos agredidas sexualmente, en el lugar en el que practicábamos gimnasia olímpica, uno de los gimnasios más grandes de la ciudad de Quito. Nos hemos encontrado y esto nos ha permitido reconocer que la violencia sexual que vivimos no fue un hecho aislado, sino que les sucedió a muchas otras niñas, que como nosotras acudían a entrenar en este espacio", reveló el grupo de jóvenes, autodenominado "sobrevivientes de violencia sexual".

Una de las víctimas es Stephanie Altamirano, de 29 años, quien empezó a entrenar gimnasia olímpica desde los 8 hasta más o menos los 12 años.

"Mi entrenador el señor Alcides P. empezó a agredirme sexualmente, no recuerdo con exactitud las fechas pues era una niña pequeña, pero recuerdo claramente el primer día que sucedió. Estas sucedían en el momento en que yo practicaba algunos ejercicios sola con el violador, mientras las otras niñas estaban en el gimnasio haciendo otros ejercicios", reveló.
 
Stephanie quiso hacer público su caso para que no quede en la impunidad y señala que el abuso sexual se daba durante y después de los entrenamientos. "Él vive en el lugar y a veces nos decía que vayamos a ver una película abajo en su casa".
 
No es el único caso, Salomé Torres, de 24 años, también relató la agresión que sufrió por el mismo profesor. 
 
Cuando tenía 8 años, la joven vio un programa sobre un circo llamado 'Le Cirque du Soleil' y se quedó hipnotizada por ese espectáculo. Le dijo a su padre que quería ser como ellas. Él encontró un gimnasio cerca de su casa, a 5 minutos.
 
Aún Torres recuerda el primer día que llegó ahí, "nos recibió un señor de unos 30-35 años, lo recuerdo muy alto, casi como mi papá. Al principio me gustaba mucho entrenar y siempre ponía mi mejor esfuerzo".
 
"Un día, como cualquier otro, fui a entrenar temprano, me fui a cambiar y luego me senté a esperar. Alcides P. el entrenador, apareció y puso música clásica, la usual para entrenar, me preguntó si estaba sola, aunque era evidente que no había nadie. De pronto, comenzó a portarse muy cariñoso, a decirme que me queda muy bien esa licra verde y que debería ponérmela más seguido, luego me dijo que era muy bonita y me acarició el rostro", narró la joven.
 
Además, contó que el hombre la llevaba a su departamento en el mismo recinto del gimnasio y le acariciaba las partes íntimas. "Siempre me decía 'gracias'; 'ya, solo quería eso' y '¿cuándo me a dejar tocarle otra vez?'".
 
Según Torres, el abuso ocurrió durante los dos años que estuvo en gimnasia, "y a pesar de que sabía que lo que hacía no estaba bien del todo, nunca me atreví a contarles nada a mis padres por la vergüenza que tenía de que mis compañeras se enteraran".
 
A través de redes sociales, las jóvenes han emprendido la campaña "Seremos las últimas", donde cuentan su historia y buscan a más víctimas de este entrenador.
 
"Estamos acompañadas por nuestras familias, amigas y amigos. Lanzamos la campaña #SeremosLasÚltimas para encontrar más mujeres que, como nosotras, son sobrevivientes de violencia sexual por parte de Alcides P. entrenador y dueño de este espacio. Este Gimnasio tiene más de 30 años en funcionamiento, sigue abierto, y muchas niñas pueden estar en riesgo", manifiestan las "sobrevivientes de violencia sexual".
 
En la actualidad, en ese lugar se dictan cursos de verano y más de 40 niñas y jóvenes realizan la actividad de gimnasia olímpica.