Reformas laborales, instrumento de explotación, según sindicalista | Vistazo

Reformas laborales, instrumento de explotación, según sindicalista

Redacción Lunes, 20 de Mayo de 2019 - 16:38
Facebook
Twitter
Email
El proyecto de reformas laborales buscaría la “precarización brutal” del trabajo en Ecuador, aseguró esta mañana Fernando Ibarra, presidente del Parlamento Laboral Ecuatoriano, durante una entrevista en Ecuavisa. El síndico manifestó que el acuerdo alcanzado en el Consejo Nacional de Salarios permitirá que “se le meta la mano al bolsillo de las remuneraciones de los trabajadores para exprimirlos cual naranjas y luego desecharlos”. 
 
Se refiere a las 3 reformas laborales que ha propuesto el Consejo consultivo presidido por el ministro de Trabajo, Andrés Madero, 14 representantes de los empleadores y 14 representantes de los trabajadores. 
 
Una de las reformas plantea 3 tipos de jornada laboral: 
 
- Jornada ordinaria, de 40 horas en cinco días y 8 horas diarias.
- Jornada especial, que se creará vía acuerdo entre empleador y trabajador y revisado por el ministerio del ramo, con 40 horas que se cumplirán hasta en 6 días y podría ser de hasta 12 horas diarias. Si se excedieran de las 40 horas se deberán pagar los recargos de ley.
- Jornada parcial de entre 20 y 36 horas semanales distribuidas en 6 días. 
 
 
Ibarra mostró su descontento por esta reforma, pues asegura que daría pie a que no se reconozcan las horas extra de los trabajadores los sábados, las mismas que en la ley vigente se pagan al 100%. 
 
Si bien esta medida se podrá adoptar únicamente previo acuerdo entre empleador y trabajador, el síndico dijo que “en la práctica lo que va a suceder es la imposición del poder del empleador para someter al trabajador a su voluntad e intereses (...) No es por esta vía de flexibilización laboral que van a conseguirse los 5 millones de empleo que se prometen”.
 
Asegura también que visto bajo el principio constitucional de la no regresividad de los derechos, estas reformas son desde ya “inconstitucionales”, pues generarían dos regímenes de explotación: “por un lado el actual régimen laboral, y por otro lado, trabajadores nuevos no podrán cobrar horas extra porque los pondrán a trabajar sábados y domingos sin recargo alguno”. 
 
Sobre la reforma para los contratos de emprendimientos, Ibarra dijo que “no se puede seguir abusando del tema de la prueba, para con la prueba pretender tener en inestabilidad laboral a la clase trabajadora, se requiere otro tipo de mecanismos de incentivo al aparato productivo, de tal manera que no sea por el lado de los trabajadores”.
 
La reforma promueve el aumento en el tiempo de prueba de los empleados, hasta un plazo de tres años, si en ese tiempo, el negocio no logra sus objetivos, el dueño o jefe puede desvincular a los trabajadores con todos los beneficios, sin que eso se convierta en despido intempestivo. Pero si el negocio mejora y supera esos tres años, el emprendedor está en la obligación de contratar a sus trabajadores de manera indefinida.
 
Según el dirigente sindical, el Gobierno debe buscar otros mecanismos para sacar adelante la productividad en el país y poder generar las 5 millones de plazas laborales que se requieren. Estas medidas no deberían “golpear” al trabajador, sino ir por otras vías: “es necesario revisar las tarifas para el sector productivo, el tema del anticipo a la renta, impuesto a la salida de capitales (...) Para los empresarios facilidades en materia tributaria, en materia fiscal, seguridad jurídica. Para los trabajadores seguridad jurídica en cuanto a sus derechos, porque sino la sociedad se vuelve injusta, no se redistribuye bien la riqueza”. 
 
Esta visión es compartida por el presidente del Frente Unitario de Trabajadores, Mesías Tatamuez, quien en entrevista hoy con Telerama, indicó que los esfuerzos deben ir hacia crear otro Código de Trabajo, y hacia el fomento a la agricultura para incrementar la productividad.