Reabre zoológico de Quito tras 110 días de confinamiento | Vistazo

Reabre zoológico de Quito tras 110 días de confinamiento

EFE Viernes, 03 de Julio de 2020 - 22:13
Facebook
Twitter
Email
El zoológico de Quito reabrió este jueves sus puertas al público después de 110 de clausura debido a la emergencia sanitaria por COVID-19 en Ecuador y tras sufrir serias dificultades económicas por la falta de financiación.
 
La apertura se ha producido bajo "medidas de bioseguridad que incluyen un nuevo diseño del recorrido, señalética, aforo limitado, uso obligatorio de mascarilla y control de temperatura, entre otras acciones", indica un comunicado de la Alcaldía.
 
También con un horario restringido de lunes a sábado de 09.00 a 16.00, todo ello aprobado por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE).
 
"Abrimos este espacio con la intención de rencontrarnos, de poner nuevamente en juego la propuesta ambiental de sensibilización y la virtud más grande que tiene el zoológico, que es estar al aire libre. Es un espacio seguro que no tiene contaminación", aseguró Martín Bustamante, director del parque.
 
Las medidas permiten un aforo máximo de 435 personas, con el fin de garantizar el distanciamiento social en sus 12 hectáreas.
 
Para mayor seguridad, los encargados trazaron además un recorrido unidireccional con el que evitar aglomeraciones y el contraflujo.
 
Ubicado en la parroquia de Guayllabamba, a 25 kilómetros de la capital ecuatoriana, el zoológico atiende a 600 animales, la mitad de ellos víctimas de tráfico silvestre y maltrato, producto de "la cacería, mascotización, mitos y desconocimiento", dice el comunicado.
 
Se trata de uno de los más grandes del país y durante la cuarentena continúo trabajando sin público pese a las limitaciones existentes por la emergencia sanitaria, financiándose de ayudas voluntarias para poder seguir alimentando a los animales.
 
Desde enero hasta la fecha, el zoológico ha rescatado 70 animales provenientes del tráfico de especies, la caza y la mascotización.
 
Uno de los casos más recordados fue el rescate de Iguiñaro, un cóndor andino que no podía volar luego de que un cazador le disparara, que le dejó un perdigón en un músculo.
 
Esta ave insigne de los Andes fue atendida y reinsertada en su hábitat por el zoológico.
 
César Carabalí, un quiteño que acudió hoy de visita al parque, dijo que quería "apoyar con (el pago de) la entrada para que alimenten a estos hermosos animalitos que realmente necesitan de nuestro apoyo".
 
Durante los meses de confinamiento el zoológico puso en marcha una iniciativa para que se pudieran adquirir las entradas previamente, dinero que ha servido para mantener las instalaciones.
 
También lanzó el proyecto educativo "El Zoo va a tu casa" , que comprende diferentes contenidos telemáticos para sensibilizar a grandes y pequeños sobre las problemáticas ambientales y el cuidado de las especies.
 
En las redes sociales de la institución se realizan trasmisiones temáticas, charlas y más actividades para acercar el zoológico a las personas que no pueden acudir al lugar presencialmente.
 
La reapertura del zoológico también ayudará a la economía de la parroquia Guayllabamba, al movilizar servicios de transporte, restaurantes, estacionamientos, debidas, venta de frutas y artículos de recuerdo en establecimientos a lo largo del trayecto.
 
Las autoridades ecuatorianas, que en los últimos días perciben un crecimiento de los contagios, informaron este miércoles de nuevas medidas en el proceso de desescalada de las restricciones por COVID-19.
 
Entre ellas se incluyen la reapertura de cines, zoológicos, museos, piscinas y parques nacionales, a partir del semáforo amarillo, pero con restricciones y protocolos.