¿Quiénes son los integrantes del frente Oliver Sinisterra? | Vistazo

¿Quiénes son los integrantes del frente Oliver Sinisterra?

País

¿Quiénes son los integrantes del frente Oliver Sinisterra?

Por María Belén Arroyo con Alejandro Pérez Lunes, 25 de Junio de 2018 - 15:49
El grupo narcodelictivo, responsable del asesinato de los tres miembros del equipo periodístico de diario 'El Comercio', es disidente de la columna Daniel Aldana de las FARC, ahora conocido como frente Oliver Sinisterra.
 
Sus integrantes serían varios cientos (la Fiscalía colombiana los estima en 300), más una base de milicianos de apoyo.
 
El anillo de seguridad de alias Guacho tiene alrededor de 30 armados. La estructura custodia rutas de transporte de droga, en coordinación con carteles y organizaciones narcotraficantes, como la que lideraba alias Gerald, conocido como el Pablo Escobar ecuatoriano. Se trata de Washington Prada Álava, detenido en abril de 2017 por la policía colombiana y la DEA. Una investigación del portal Plan V, que cita a fuentes de la Inteligencia de ese país, revela que Gerald trabajaba en primera instancia con Gustavo González, alias Rambo, un guerrillero de la columna Daniel Aldana, responsable de la producción de 90 toneladas de droga al año y del transporte a través de semisumergibles. La organización de Gerald pagaba a los guerrilleros un valor por kilo producido y kilo transportado.
 
En el proceso de desmovilización de las FARC, Gerald habría reclutado a Guacho, de origen ecuatoriano, militante de los mandos medios de las FARC y renuente a dejar las armas, para no perder su lucrativo negocio. Según la fiscalía general colombiana, la organización recibiría 25 millones de dólares a la semana por el narcotráfico.
 
El presidente Lenín Moreno advirtió que en el pasado hubo “permisividad" en la zona. Lo cierto es que en su gestión se cambiaron autoridades policiales en la provincia y se fortaleció el control militar.
 
El periodista colombiano Herbin Hoyos fue secuestrado en 1994 por las FARC y permaneció 17 días en cautiverio. Es crítico del proceso de paz en su país, por sus “errores estratégicos y actos de corrupción”, según explica a Vistazo. “Mientras se negociaba la paz, los altos mandos buscaban prebendas, pero dejaban una reserva armada en custodia de los cultivos y de las rutas de transporte de coca. Era una especie de Plan B por si el acuerdo fallaba. Como sí se concretó, incluyeron en la lista de desmovilizados a narcotraficantes, a cambio de pagos”.
 
Hoyos se ofreció como negociador en este proceso: su experiencia es amplia. Por 20 años dirigió el programa radial “Voces del Secuestro”, que tendía una línea de esperanza y contacto entre los secuestrados de las FARC y sus familias. Ese programa fue cancelado a inicios de este año. Su mediación no cuajó. Monseñor Arellano estaba reunido en asamblea de obispos cuando se confirmó el asesinato.
 
Él conoció a Guacho en su juventud. Para los familiares, ambos gobiernos fallaron en traerlos con vida. 
 
“Las FARC desmovilizó un poco menos de 11 mil combatientes, prisioneros y milicianos. Creemos que esta cifra representa solo la mitad de sus integrantes (…) fuentes de Inteligencia hablan de por lo menos tres milicianos por cada guerrillero raso”, según el informe “La nueva generación de narcotraficante colombianos post FARC: Los Invisibles”, de la organización InSight Crime. El estudio habla de unas “FARC ocultas”, que hacen parte de un “Plan B que los guerrilleros pusieron en marcha antes de rendirse”.