Procesada por la Fiscalía por simular un secuestro | Vistazo

Procesada por la Fiscalía por simular un secuestro

País

Procesada por la Fiscalía por simular un secuestro

Redacción Viernes, 14 de Junio de 2019 - 19:16
La ciudadana Lizeth H. S. fue procesada por la fiscal de la Unidad Especializada en Delincuencia Organizada, Transnacional e Internacional (Fedoti), Mariana López, por el presunto delito de simular un secuestro.
 
El caso tendrá una instrucción fiscal de noventa días, según lo dispuesto por una jueza de Garantías Penales de Pichicha, en audiencia de formulación de cargos. La procesada cumplirá con medidas sustitutivas a la prisión preventiva, de prohibición de salida del país y presentaciones periódicas ante la autoridad en Chone, provincia de Manabí.
 
En la tarde del 10 de junio de 2019, el ciudadano Juan, pareja de Lizeth H. S., acudió a la Fiscalía en Quito para denunciar que ella había sido secuestrada. Relató que la mañana de ese día llegaron desde Chone, con dirección a un banco ubicado en el norte de Quito, para retirar dinero de la cuenta de Lizeth.
 
Allí, su pareja le pidió que le ayudara a sacar una copia de la cédula fuera de la institución bancaria. Cuando regresó con el encargo, no la encontró en el banco, marcó a su número telefónico y no contestó.
 
Treinta minutos después, empezó a recibir mensajes de voz de Lizeth, en los que le pedía ayuda, porque la habían secuestrado y estaba en un auto en movimiento. En otros mensajes le decía que la tenían amordazada y pretendían dormirla, que sus captores eran sus familiares cercanos y que creían que retiró mucho dinero.
 
A los quince minutos de la denuncia de Juan, la Fiscalía abrió una investigación previa y dispuso diligencias de búsqueda, en coordinación con la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) de la Policía Nacional y con el apoyo del ECU 911, eje preventivo Chone, de la provincia de Manabí.  
 
Se efectuó el rastreo satelital al teléfono móvil –del que enviaba los mensajes la presunta secuestrada– y a las 22:00 del mismo 10 de junio fue localizada a salvo, ilesa y sola, en un bus interprovincial en el que viajaba con rumbo a Chone. 
 
Lizet aseguró a los agentes de la Unase que le estaba jugando una broma a su pareja y que no fue secuestrada. Sin embargo, la simulación de un secuestro es un delito, por lo que fue detenida, con la respectiva orden judicial emitida desde Quito, y traslada a la capital, a la Unidad de Flagrancia.
 
No entregó su versión ante la fiscal investigadora y se acogió al derecho al silencio en la audiencia de formulación de cargos, luego de que la Fiscalía presentara los elementos de convicción obtenidos: la versión de Juan, los celulares de la pareja y las versiones de los agentes investigadores.
 
"Simular un secuestro acarrea responsabilidades penales y consume tiempo y recursos del Estado, ya que se moviliza el aparato de justicia para atender estos casos de forma emergente y así evitar consecuencias lamentables”,
apuntó la fiscal Mariana López
 
El artículo 163 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) dice que “la persona que simule estar secuestrada será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a dos años”.