Prisión preventiva por el presunto femicidio de su conviviente | Vistazo

Prisión preventiva por el presunto femicidio de su conviviente

Redacción Lunes, 11 de Mayo de 2020 - 17:50
Facebook
Twitter
Email
Fiscalía procesó a dos ciudadanos, uno de ellos conviviente de la víctima, por la muerte e incineración de una mujer, la madrugada del sábado 9 de mayo.
 
Su cuerpo fue encontrado en un lote baldío en la ciudadela San Emilio, en el norte de Milagro.
 
El hecho habría ocurrido cuando la pareja coincidió en un lugar donde el presunto femicida consumía droga junto a otras dos personas. En el lugar se habrían suscitado reclamos y agresiones entre la pareja.
 
Luego, la joven víctima –identificada como Camila S. G., de 20 años– fue asfixiada, mutilada, desfigurada y calcinada, presuntamente por el grupo de consumidores.
 
Según declaraciones de uno de los procesados, el cuerpo fue sacado de lugar envuelto en fundas plásticas e incinerado en un lote deshabitado, pero fue descubierto al día siguiente por moradores del sector que dieron aviso a la Policía Nacional.
 
Algunos de los residentes del sector señalaron a una de las viviendas, utilizada como centro de reuniones para consumidores de droga, lugar donde se ubicó a los dos ahora procesados.
 
Un tercero, identificado como alias ‘El Gordo’, se encuentra prófugo.
 
En la audiencia de flagrancia, a través de videoconferencia, la fiscal Saira Jara presentó ante la jueza de Violencia contra la Mujer y Miembros del Grupo Familiar, Guisella Paredes, como elementos de convicción: el parte policial, el informe de levantamiento del cadáver, el protocolo de autopsia, la versión de los hechos rendida por los agentes aprehensores y testigos, y el acta de evidencias.
 
La Jueza ordenó el inmediato traslado de Mario Tomás F. M. y Samuel Damián M. M. al Centro de Privación de Libertad de Personas Adultas en Conflicto con la Ley, por su presunta participación en el delito de femicidio, y dispuso de treinta días para el cierre de la instrucción fiscal.
 
Fiscalía procesó este caso, según lo dispuesto en el artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sanciona el femicidio con pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años.