Por escopolamina, hombres casi mueren procesados en camión de basura | Vistazo

Por escopolamina, hombres casi mueren procesados en camión de basura

País

Por escopolamina, hombres casi mueren procesados en camión de basura

Redacción Martes, 17 de Septiembre de 2019 - 15:53
El modus operandi de Salma V. G. consistía en utilizar sustancias (escopolamina) que afectaban la capacidad volitiva de las personas. Eso fue lo que les ocurrió a tres hombres que fueron sus víctimas.
 
Ellos se encontraban en un bar conocido de Ambato tomando cerveza, cuando fueron abordados por la victimaria. Al transcurrir el tiempo, fueron escopolaminados y su dinero, celulares, ropa y hasta un vehículo les fue sustraído. Luego fueron maniatados y abandonados en un contenedor de basura, en el sur de la ciudad.
 
Las víctimas despertaron justo antes de que pasara el camión recolector de basura, salvándose de ser procesados con los desechos, y pusieron su denuncia en la Fiscalía, sin recordar nada de su agresora.
 
Al día siguiente recuperaron el vehículo, gracias a un reporte ciudadano, que informó sobre la presencia de un auto desmantelado, el mismo respondía a las características explicadas por los denunciantes.
 
Después de cinco días, las víctimas vieron en la prensa que se desarticuló a una banda delictiva dedicada al robo con utilización de sustancias y entre los detenidos identificaron a Salma V. G., persona con la que habían tomado las cervezas el día en que ocurrieron los hechos.
 
Según Fiscalía, existen otras denuncias y una sentencia ya ejecutoriada en contra de la ciudadana, inmersa en investigaciones de las provincias de Cotopaxi y Chimborazo.
 
En la audiencia de juzgamiento, la Fiscalía de Patrimonio Ciudadano sustentó la acusación con el parte policial de recuperación del vehículo y la matrícula notariada, el resumen de la diligencia de identificación en cámara de Gessell, en la que identificaron a la procesada; el informe pericial de identidad fisonómica, testimonios de las víctimas, certificados con antecedentes de la acusada, pericia de reconocimiento y avalúo de los daños y faltantes del vehículo, certificados médicos-legales de las víctimas, que confirman que sufrieron una intoxicación con escopolamina, entre otros.
 
El Tribunal de Garantías Penales, una vez evacuadas las pruebas por parte de Fiscalía, declaró a Salma V. G. culpable por el delito de robo con sustancias que afectan la capacidad volitiva de las personas y la sentenció a una pena máxima de nueve años y cuatro meses de pena privativa de libertad. Además deberá pagar una multa y reparación integral que será notificada en los próximos días.
 
El delito de robo utilizando sustancias que afecten la capacidad volitiva, cognitiva y motriz, está tipificado en el artículo 189, numeral 3, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sanciona el delito con una pena de cinco a siete años. En este caso la pena se incrementa por las circunstancias agravantes del artículo 7, numerales 1 y 14, del mismo cuerpo legal.