Padres de ecuatoriana desaparecida en Perú denuncian extorsión a cambio de información sobre su paradero | Vistazo

Padres de ecuatoriana desaparecida en Perú denuncian extorsión a cambio de información sobre su paradero

Redacción Martes, 25 de Febrero de 2020 - 18:35
Facebook
Twitter
Email
Tras dos años y más de un mes desde que desapareció, el 2 de enero de 2018 en el Cuzco, Perú, Nathaly Salazar Ayala, sus padres denuncian que son víctimas de extorsión por parte del abogado de los implicados en la desaparición de la turista española de origen ecuatoriano. 
 
Alexandra Ayala León y Marcelo Salazar Chango, mediante un comunicado, denunciaron extorsión, corrupción y la falta de una investigación exhaustiva dentro del caso. Ambos acusan al abogado de los sospechosos de querer obtener "beneficios económicosy de "ser cómplice de ocultación del cuerpo de su hija".
 
"El abogado contrario para conseguir $ 10.000 a cambio de su paradero, porque tal y como resalta en la conversación 'la verdad no está en los papeles', es decir en la carpeta judicial, y por lo tanto su cuerpo no fue arrojado al río", cuentan los padres en el escrito.
 
Además, publicaron el extracto de una grabación sobre la supuesta conversación que mantuvieron con el abogado. 
 
Abogado de los implicados: “yo he conversado con los chicos y así como los chicos ustedes también tiene su verdad que no está en los papeles… ”.
 
Alexandra Ayala:“sí, no hay problema...”.
 
Abogado de los implicados: “Ustedes me entienden…”“Ellos ya han comprendido que internamente tienen que decirnos dónde está, pero de todas maneras ellos han puesto su aspecto, en un aspecto económico. Se los transmito exactamente cómo dicen, porque ha habido esa propuesta que también les ha llegado a ellos, más o menos la figura sería, digamos se les da una retribución económica, por supuesto termina el juicio…pasaría más o menos 15 o 20 días que termine todo y yo me estoy comunicando con ustedes, para que ustedes puedan donde más o menos se encuentra…”.
 
 
El 2 de enero de 2018, Nathaly de 28 años desapareció en la localidad turística de Maras, ubicada en el valle Sagrado de los Incas, en Perú. La joven de nacionalidad ecuatoriana llegó desde la ciudad española de Valencia, en donde residía junto a su familia, con la finalidad de conocer los proyectos turísticos de la zona y luego ir a Pifo, en la capital ecuatoriana, para montar un hotel. 
 
En Perú intentaron darla por muerta sin siquiera haber encontrado sus restos, basándose en unas cuantas declaraciones de quienes están implicados en su desaparición. En este punto, la familia tuvo que recurrir a organizaciones de Derechos Humanos, para evitar que se publique una acta de defunción y exigir mayor celeridad en la investigación. 
 
De este caso, se conoce que dos hombres fueron detenidos en Cuzco. El dueño y un trabajador de un servicio de transporte rústico elevado, similar a un teleférico (o tarabita), que ofrecía a los viajeros una visión panorámica de ese valle. En sus declaraciones, ambos manifestaron que Salazar falleció practicando esa actividad y que arrojaron el cadáver en el río Vilcanota-Urubamba. Aunque la Fiscalía peruana aseguró que los sospechosos se contradijeron al recordar las circunstancias en torno al traslado del cuerpo y cómo lo colocaron en el río. 
 
El año pasado, en entrevista con Vistazo, Alexandra Ayala, madre de Nathaly Salazar Ayala, dijo mantener la esperanza de que su hija esté viva, y aquello la ha impulsado a seguir buscando, a miles de kilómetros de su hogar, cualquier indicio que la conduzca hacia su amada Nathaly. “Vivimos como los zombies, muertos en vida, ha cambiado totalmente nuestra vida, la comparación que le puedo decir es que por más que el día tenga un sol hermoso, siempre hay nubarrones en nuestra vida. No encontramos ni la paz, ni la tranquilidad porque no está nuestra hija”.