Observadores internacionales velarán la consulta popular | Vistazo

Observadores internacionales velarán la consulta popular

País

Observadores internacionales velarán la consulta popular

EFE Viernes, 08 de Diciembre de 2017 - 19:15
Observadores internacionales de varios organismos velarán por el cumplimiento de la legalidad en el proceso electoral de la consulta popular programada para el 4 de febrero, reveló hoy un alto funcionario del Consejo Nacional Electoral (CNE).
 
"Tendremos observadores internacionales de la Organización de los Estados Americanos, de la Unión de Naciones Suramericanas, de la Unión Interamericana de Organismos Electorales y organismos independientes de los que participarán 145 observadores", manifestó a Efe Paul Salazar, uno de los cinco consejeros titulares del CNE, con más de seis años en el cargo.
 
El funcionario explicó que en anteriores sufragios se solicitó la participación de observadores europeos, pero el escaso margen hasta la celebración de la consulta, menos de dos meses, podría dificultar su participación.
 
"Estamos haciendo la gestión con la Unión Europea (UE), pero ellos necesitan un tiempo muy amplio", aseveró Salazar antes de subrayar que el CNE está "invitando a la mayor cantidad de organismos que nos acompañen en la ejecución del proceso electoral".
 
El jueves, el CNE convocó de forma oficial para el 4 de febrero la consulta impulsada por el presidente, Lenín Moreno, y que abarca cuestiones como la lucha contra la corrupción, la derogación de la reelección indefinida, cuestiones medioambientales, minería o la no prescripción de los delitos sexuales contra menores.
 
En total, siete preguntas sobre las que cerca de trece millones de electores facultados para participar en la consulta deberán pronunciarse después de una campaña electoral que se iniciará el 3 de enero y concluirá el 1 de febrero.
 
"A partir de ahí tenemos un plan operativo, presupuesto y cronograma y nos declaramos en período electoral y hemos desarrollado una serie de actividades como la aprobación de la papeleta oficial que vamos a utilizar en la consulta y referéndum", señaló Salazar.
 
El Instituto Geográfico Militar (IGM) ha sido la entidad encargada de imprimir las papeletas y documentos electorales, y las Fuerzas Armadas proporcionarán seguridad en el transporte de las papeletas hacia los recintos electorales y de ahí a los centros de transmisión de resultados.
 
Las primeras cinco preguntas se encuadran bajo el epígrafe de referéndum, puesto que "generan un cambio a nivel constitucional, son reformas a la Constitución", mientras que las dos últimas figuran como consulta, "porque pueden ser de cualquier otra índole".
 
Asimismo, el CNE ha aprobado las actas de escrutinio, siete para cada una de las preguntas, en las que podrá figurar sí, no, blanco o nulo, para que cada una de las interrogantes sea escrutada de manera independiente y no anule todo el resultado de la papeleta electoral.
 
El 19 de diciembre tendrá lugar el sorteo de vocales con base en el padrón electoral para las 35.105 juntas receptoras de voto.
 
De los ecuatorianos con derecho a voto, 395.178 figuran como residentes en el exterior, siendo Madrid, Murcia, Nueva York, New Jersey, Milán y Génova las ciudades con mayor número.
 
En la capital española se alquilará un recinto electoral para que los votantes puedan depositar sus sufragios.
 
Entre hoy, mañana y el próximo martes las agrupaciones políticas y organizaciones sociales pueden registrarse en el CNE, a fin de poder acceder al fondo de promoción electoral, que son recursos estatales para pautar en medios de comunicación y espacios publicitarios electorales.
 
El Consejo, explicó el alto cargo, desarrolla el programa Voto en Casa, para unos 780 ciudadanos con discapacidad con el que acercan la junta receptora de voto a los domicilios a fin de que puedan ejercer su derecho.
 
Y el viernes previo a la celebración de la consulta, las personas privadas de libertad podrán emitir sus sufragios en los recintos penitenciarios.
 
El Gobierno de Moreno ha destinado 40 millones de dólares para el proceso electoral, de los cuales han sido transferidos ya cuatro a los organismos que deben encargarse de prepararlo.