Nuevas diligencias en caso de abuso sexual de párroco de Guápulo | Vistazo

Nuevas diligencias en caso de abuso sexual de párroco de Guápulo

EFE Martes, 12 de Febrero de 2019 - 19:29
Facebook
Twitter
Email
La Fiscalía efectuó nuevas diligencias dentro de la instrucción fiscal abierta por el caso de una presunta agresión sexual a dos menores por parte del párroco de la iglesia de Guápulo el pasado 2 de febrero, informó el Ministerio Público.
 
La Unidad Especializada en Violencia de Género número cuatro de la provincia de Pichincha solicitó un nuevo examen médico legal al procesado, Néstor Genaro B., así como una evaluación psicológica sobre los rasgos de su personalidad y una ampliación de su versión, según un comunicado de la Fiscalía.
 
"Adicionalmente, la fiscal especializada en violencia de género, Ruth Castillo, solicitó a la Arquidiócesis de Quito una certificación para verificar la fecha en que Néstor Genaro B. se ordenó como sacerdote, a qué orden pertenece, en qué parroquias laboró (trabajó) y si tiene o no sanciones como clérigo", agregó la Fiscalía.
 
El Ministerio Público, como gestiones de esta instrucción fiscal que dura 30 días, también solicitó a los medios de comunicación los vídeos que obran en su poder sobre el acto de linchamiento de la población de Guápulo (al noreste de Quito) contra el sacerdote, así como las grabaciones de las cámaras de seguridad de la Universidad SEK, que se encuentra a un lado de la parroquia.
 
Asimismo, se requirió información referente al estado financiero del acusado a la Superintendencia de Bancos, al Servicio de Rentas Internas (SRI) y al Registro Civil.
 
El sacerdote de la iglesia del barrio Guápulo fue acusado el pasado 3 de febrero de un presunto delito de abuso sexual a dos hermanas de 10 y 14 años.
 
La Fiscalía de la provincia de Pichincha formuló cargos contra Néstor Genaro B., el párroco de la iglesia de Guápulo, por haber, presuntamente, realizado tocamientos íntimos a las dos menores.
 
La jueza Geovanna Palacios dictó prisión preventiva contra el acusado en la audiencia previa llevada a cabo el 3 de febrero en la Unidad de Flagrancia de Pichincha, con el objetivo de "garantizar su comparecencia dentro del juicio".
 
El mes pasado, varios casos de violencia machista sacudieron a Ecuador y movilizaron a miles de personas que pidieron acabar con la violencia hacia las mujeres y con el sistema patriarcal.
 
Una violación en manada a una mujer de 35 años en un bar al norte de Quito y el femicidio de una mujer embarazada en plena calle a manos de su expareja, de origen venezolano, conmocionaron al país y pusieron en evidencia el fenómeno de la violencia de género.