Niña de diez años, hallada en un saco en el Río Guayas | Vistazo

Niña de diez años, hallada en un saco en el Río Guayas

Diana Romero | dromero@vistazo.com Jueves, 11 de Junio de 2020 - 18:37
Facebook
Twitter
Email
Judith Luciana Orobio Bone tenia diez años. Sus amigos y familiares le decían Yuri. 
 
Desapareció el pasado viernes 29 de mayo de su barrio, en el Guasmo Sur, y fue hallada sin vida este miércoles 10 de junio desmembrada, dentro de un saco plástico, en el fango del río Guayas, en estado de descomposición. 
 
El hallazgo, reporta diario Extra, ocurrió cerca de las 17H00 no muy lejos del sector de donde había desaparecido semanas atrás. 
 
La mamá de la víctima, publica el diario, aseguró que desconoce las causas de la muerte de la pequeña. No obstante, una fuente a la revista Vistazo tuvo acceso (y que pidió su reserva) sostiene que el padrastro de la niña tenía problemas con la venta y consumo de drogas y que habría sido intercambiada sexualmente con microtraficantes del sector.
 
 
Yuri, la mayor de tres hermanos, se quedaba al cuidado de los pequeños durante casi todo el día, pues su madre sale a trabajar. 
 
La señora se habria acercado a poner una denuncia por desaparición y esta habría sido desestimada por las autoridades. 
 
El Centro de Promoción y Acción de la Mujer (CEPAM) indica que además del crimen -que se presume se trate de un femicidio- se trata de un caso de discriminación racial. La madre de Yuri es una mujer pobre, moradora de una zona desfavorecida de la ciudad y de ascendencia afroecuatoriana. 
 
El jefe del distrito Sur de la Policía, Patricio Armendaris, sostiene que existen dos hipótesis sobre este deceso. Una hipotesis se refiere a que la niña habría estado nadando entre los manglares y no pudo escapar de las aguas. Y la otra, se refiere justamente a que habría sido ahogada por alguien. 
 
El padrastro de la niña está ahora otra provincia, indican las autoridades. 
 
La muerte de Yuri vendría a ser el vigésimo femicidio durante la cuarentena. Hasta el pasado viernes 15 de mayo, se habían registrado 11 casos de femicidio, según el CEPAM. Desde esa fecha, hasta el momento se han incrementado nueve casos más, en edades que van desde la primera infancia hasta la ancianidad. 
 
 
De acuerdo a la encuesta de violencia contra las mujeres, realizada por el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC) en el 2019, 43 de cada 100 mujeres entre los 18 y 29 años, han experimentado algún tipo de violencia en el ámbito social a lo largo de la vida. 
 
Las mujeres afroecuatorianas tienen uno de los porcentajes más altos, con el 37,7%.
 
En Ecuador, la Fiscalía General del Estado procesa los casos de femicidio según lo dispuesto en el artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sanciona este delito con una pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años.