Menos agresiones a periodistas, pero tres muertos que duelen | Vistazo

Menos agresiones a periodistas, pero tres muertos que duelen

País

Menos agresiones a periodistas, pero tres muertos que duelen

EFE Jueves, 24 de Mayo de 2018 - 13:42
Durante el último año, Ecuador ha registrado una caída en los casos de agresión contra periodistas y se observa un cambio en favor de la libertad de prensa, pero duele el asesinato de los tres integrantes de un equipo del diario El Comercio que cumplían su labor en la frontera con Colombia.
 
Esas son algunas de las conclusiones a las que llega la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios) en un último estudio difundido hoy y que evalúa, en el campo de la libertad de expresión, el primer año de gestión del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno.
 
El gobernante cumple este jueves su primero de cuatro años de mandato, con una clara intención de alejarse de la gestión que aplicó su antecesor Rafael Correa (2007-2017), un excorreligionario suyo ahora convertido en su más acérrimo rival.
 
"Cambios en el ambiente y una transición lenta", así resume Fundamedios al año de gestión de Moreno que ha apostado por "un estilo distinto, abierto al diálogo y sin confrontación".
 
No obstante, en este año de poder, el Gobierno de Moreno registró un total de 156 ataques a la libertad de expresión, según Fundamedios que no los detalla.
 
"Vulneración a los derechos digitales, con hackeos, censura en internet, así como agresiones físicas, que en su mayoría, fueron perpetradas por agentes externos al Estado", integran la lista de agresiones en el año de Moreno.
 
Pero, el secuestro en marzo pasado y posterior asesinato del equipo de prensa de El Comercio, puso a los temas de seguridad y narcotráfico como la principal preocupación del país en materia de libertad de expresión, precisó Fundamedios.
 
Otros atentados con explosivos, que cobraron la vida de cuatro soldados, y el secuestro de dos ciudadanos ecuatorianos, que aún permanecen cautivos, colocó a la inseguridad en la zona fronteriza en el pedestal de los problemas nacionales.
 
Todos esos delitos fueron atribuidos a un grupo ilegal armado disidente de la exguerrilla de las FARC y liderado por un sujeto conocido con el alias de "Guacho".
 
El asesinato del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra se convirtió en un asunto nacional y aún concita atención, ya que sus cuerpos no han sido devueltos a sus familiares.
 
Fundamedios y la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) de Colombia lograron que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) integrara un Grupo de Expertos que acompañe las investigaciones sobre el caso, que ya ha sido aceptado por los gobiernos de los dos países.
 
Otro de los aspectos que ha marcado el año de Gobierno de Moreno ha sido su anuncio, el pasado 14 de mayo, de que enviaría a la Asamblea Nacional (Parlamento) unas reformas a la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), que incluye la posibilidad de eliminar la Superintendencia de Comunicación (Supercom), considerado por los críticos como un ente sancionador y perseguidor.
 
El nuevo ambiente en la libertad de prensa en el país, según Fundamedios, también logró que se resolvieran varios casos como el del articulista Enrique Rosales Ortega, condenado a dos años de prisión por calumnias, pero liberado a los pocos días tras haber sido perdonado por la acusadora.
 
Asimismo, otro de los casos heredados desde el periodo de Correa, contra el activista político Fernando Villavicencio y el exasambleísta Cléver Jiménez, concluyó con la absolución de los dos acusados por revelar correos electrónicos privados.
 
Otro caso de la época correísta que tuvo un final favorable, según Fundamedios, fue el del presidente de la encuestadora Cedatos, Ángel Polibio Córdova, sobreseído por el presunto delito de falsificación y uso doloso de documento privado, referido a la supuesta manipulación de datos en una jornada electoral.
 
Finalmente, el informe indica que fueron funcionarios públicos los principales sospechosos de agresiones contra la libertad de expresión, con 40 casos, especialmente de autoridades locales (15) y ministros (4), aunque no especifica a quienes se refiere.
 
Lo que sí precisa Fundamedios es que en el actual periodo no se ha registrado "ni una sola agresión atribuible al presidente" Lenín Moreno