Los rostros más visibles a favor de la despenalización | Vistazo

Los rostros más visibles a favor de la despenalización

Redacción / AFP Miércoles, 16 de Enero de 2019 - 12:18
Facebook
Twitter
Email
Este martes, en el pleno de la Asamblea Nacional se retomó el debate de las reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP9, entre las que se encuentra la despenalización del aborto en 5 causales. Una de ellas es el aborto por violación.
 
La intervención de la asambleísta María Mercedes Cuesta sorprendió en el debate de la reforma penal para no criminalizar a las mujeres que abortan por ser víctimas de violación en Ecuador. 
 
“Si ustedes me dicen ¿qué pienso sobre el aborto? Lo digo claro y fuerte: Defiendo la vida desde la concepción, es una vida humana. Pero si ustedes me preguntan, como mujer, víctima de una violación y de abuso sistemático, no puedo condenar a una mujer violada, no puedo ser inhumana y no puedo enviar a la cárcel a la víctima de un delito que es uno de los más atroces que una mujer puede vivir, no puedo”, señaló Cuesta, claramente conmovida. 
 
 
¿Cómo puedo encarcelar a una mujer que se la ha violentado, que muchas de ellas no hablan, por miedo, y que son violadas sistemáticamente por sus vecinos, por sus padres, por sus abuelos, por sus primos, por sus parientes más cercanos, no puedo. El debate no es si estoy de acuerdo o no en el aborto, el debate es si estoy de acuerdo que una mujer sea enviada a la cárcel después de haber sido violada y embarazada. También lo voy a decir claramente: No estoy de acuerdo, no puedo enviar a una mujer violada a la cárcel”, agregó. 
 
Tanto la intervención como los comentarios posteriores de la asambleísta Cuesta en internet tuvieron mucho respaldo en las redes sociales, aunque también despertaron críticas de sectores más conservadores. 
 

 
Otro de los asambleístas que también se manifestó a favor de la despenalización del aborto por violación fue Sebastián Palacios, asambleísta por Pichincha del Movimiento Suma. "No hablamos de promocionar el aborto, sino de cuántas mujeres violentadas son obligadas a ser madres. En 2013 se quiso tratar este tema en la Asamblea. Si se aprobaba en esa época, al menos 10 mil niñas hubiesen podido elegir", dijo Palacios durante su intervención. 
 
Esther Cuesta, asambleísta del Movimiento Revolución Ciudadana por Europa, Asia y Oceanía manifestó que es urgente despenalizar el aborto por violación e incesto. "El Estado no puede obligar a mujeres y niñas a llevar embarazos producto de violación y truncar sus proyectos de vida". 
 

 
La defensora del pueblo, Gina Benavides, llamó a los asambleístas a tratar la discusión alrededor del aborto como un tema de derechos humanos y a no legislar desde las convicciones personales. "Ustedes tienen una deuda con el país. (Ha pasado) más de un siglo en que este país no ha reconocido el derecho de las mujeres a decidir", expresó Benavides en el pleno. 
 
La legislación solamente permite el aborto cuando el embarazo implica un riesgo para la vida de la madre o cuando ha sido producto de una violación a una mujer con discapacidad mental. 
 
Jaime Arturo Pallares, el Colectivo Provida, exhortó a que se debata el aborto en su verdadera dimensión, pues a su criterio es un negocio, que no paga impuestos, que no entrega facturas. “El aborto en caso de violación tiene un culpable, sancionémoslo; tiene dos vidas en peligro, respetémoslas”, aseguró.
 
Para Carlos Arsenio Larco, del Movimiento Vida y Familia, se requiere un debate serio acerca de la problemática relacionada con el abuso y la violación contra niñas, niños y adolescentes y sus consecuencias, pero no sobre la base de la interrupción del embarazo, informó la Asamblea Nacional en un comunicado de prensa. 
 
Manifestaciones en los exteriores
 
Con pañuelos verdes y cantos, un centenar de feministas se manifestó este martes frente a la Asamblea Nacional en apoyo a la despenalización del aborto en casos de violación, que está en debate en nuestro país, y que tiene mayoría católica.
 
"A los asambleístas les quedan dos caminos, estar con las mujeres o ser sus asesinos", cantaban activistas en la sede del Legislativo, en el centro de Quito.
 
Varias manifestantes ingresaron a la Asamblea Nacional para escuchar desde la tribuna el primero de los dos debates que sostendrán los asambleístas sobre las reformas legales, que también incluyen la despenalización del aborto en caso de incesto, estupro, inseminación no consentida y grave malformación del feto.
 
Otras 15 personas que lucían un pañuelo celeste -que identifica a los grupos que rechazan el aborto- también entraron al Legislativo, sin que se hayan registrado enfrentamientos. No hay un plazo para que la Asamblea Nacional convoque al segundo debate.
 
"Lograr la despenalización del aborto en caso de violación es un avance fundamental en materia de los derechos de las mujeres porque va a permitir que las mujeres víctimas de violencia sexual puedan tener la posibilidad de decidir sobre su vida reproductiva", dijo a la AFP Ana Vera, abogada de la organización Surkuna, dedicada a la promoción de derechos de las mujeres.
 
Vera sostiene que cada año aproximadamente 2.500 menores de 14 años dan a luz en Ecuador y que esos embarazos son producto de violencia sexual, pues según la legislación ecuatoriana toda relación íntima con menores de 14 años es considerada una violación.
 
Del otro lado, las organizaciones llamadas profamilia plantean como respuesta a estos embarazos educación sexual y la entrega en adopción de bebés y atención para las víctimas de violencia sexual.
 
"Hay soluciones. No estoy en contra de las víctimas (de violación) porque no quisiera que algo así le pasara a una de mis hijas, pero sí hay soluciones como implantar educación sexual en los hogares y crear casas de acogida como alternativa para atender en lo sicológico y espiritual", comentó a la AFP Miriam Pazmiño, de la Federación de la Mujer, el Niño y la Familia.
 
El grupo antiaborto portaba carteles en los que se leían las leyendas "Tu madre dijo sí, por eso estás aquí" y "No reemplacemos un crimen con otro crimen".