Licencia para matar: Cada año mueren unos 3000 ecuatorianos en las vías | Vistazo

Licencia para matar: Cada año mueren unos 3000 ecuatorianos en las vías

País

Licencia para matar: Cada año mueren unos 3000 ecuatorianos en las vías

Por Cecilio Moreno Mendoza | [email protected] Miércoles, 18 de Abril de 2018 - 13:45
Marzo 17: Jairo y Paulina se recibieron de médicos, en 2015, en la Universidad Nacional de Loja. Para ella, su novio era “esa persona especial, única e irremplazable”. Los dos abordaron un bus de la Cooperativa Loja, sin imaginarse que en el tramo Jujan-Yaguachi, en la provincia del Guayas, chocarían de frente con un autobús de Flota Ecuador. Juntos encontraron la muerte. Y con ellos, nueve personas más. Otros 56 pasajeros de ambos vehículos quedaron heridos.
 
Ocho días después: Antes de iniciar su viaje de Guayaquil a Portoviejo, Carlos Veloz compartió en su muro de Facebook una foto que decía: “Esta es la curva de la muerte en Jipijapa…”. El sábado 24, en la tarde, el joven de 25 años que soñaba con ser actor y que esperaba pasar el fin de semana con su tierna hija, era uno de los 13 pasajeros que perdieron la vida en el volcamiento de un bus de Rutas Portovejenses, en la misma curva, a siete kilómetros de Jipijapa.
 
La Organización Mundial de la Salud publica estadísticas de muertes en acidentes de tránsito, por país, por cada cien mil habitantes. El promedio mundial es de 17. Ecuador está sobre la media: 20 por cada cien mil. En los tres primeros meses del año la cifra acumulada de decesos en accidentes de tránsito en el Ecuador ya bordea el medio millar.
 
Cifras no coinciden
 
En el sitio web del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) se pueden encontrar las estadísticas de accidentes de tránsito de dos maneras. Una es el reporte mensual cuya fuente primaria es la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y otra es la información estadística sobre natalidad y mortalidad en el país.
 
Lo curioso es que las cifras no coinciden. Por ejemplo, en 2016, según la ANT los accidentes dejaron 1.967 personas fallecidas. Pero según las causas de muerte que se declaran en la inscripción obligatoria de defunciones, por accidentes de tránsito dejaron de existir 2.941 ciudadanos. Entre ambas cifras la distorsión es considerable, 33 por ciento.
 
¿Por qué esta diferencia? La explicación es que las cifras de la autoridad de tránsito están basadas en los partes que elaboran los agentes de tránsito. Allí, como es lógico, solo se considera la cantidad de personas sin signos vitales que el uniformado constata en el sitio del percance. Los heridos que, en ocasiones, pierden posteriormente la vida como consecuencias de los traumatismos sufridos, están excluidos de esa estadística sectorial.
 
 
En 2011 se explidió una ley mediante la cual se creó el organismo “encargado de la regulación, planificación y control del transporte terrestre, tránsito y seguridad vial en el territorio nacional”. Planificar con cifras sub-registradas puede llevar a dictar medidas que no enfrenten a cabalidad el problema. Más aún cuando los accidentes de tránsito son la cuarta causa de muerte de los ecuatorianos. “El poco conocimiento del tema ha generado que los accidentes de tránsito en las rutas interprovinciales se conviertan para la ciudadanía en algo cotidiano cuando en realidad representa un emergente problema de salud pública”, se lee en una investigación de la carrera de ingeniería en gestión empresarial de la Universidad de Guayaquil.
 
Entre 2000 y 2006 el promedio de muertes en las vías, según el Ministerio de Salud, es de 1.500 decesos por año. Para 2012, ya cuando las carreteras habían sido reconstruidas, la cifra se duplicó. Es decir que “tenemos carreteras” pero también tenemos más ataúdes en las mismas.