La impunidad viaja sobre ruedas en Ecuador | Vistazo

La impunidad viaja sobre ruedas en Ecuador

País

La impunidad viaja sobre ruedas en Ecuador

Claudia Roura Lunes, 18 de Noviembre de 2019 - 13:42
En Ecuador, cada año, mueren 1.200 personas como consecuencia de un accidente de tránsito. Y la mayor parte de procesos judiciales se entrampa. Aquí algunas de las historias. 
 
Nunca olvidarán ese 24 de mayo. Patricia y Miguel circulaban por la avenida Velasco Ibarra, en el suroriente de Quito, cuando un vehículo que iba a alta velocidad se cambió de carril e impactó de frente al carro en que viajaban. Patricia iba en el asiento de atrás con su hija Julia, de ocho meses, quien estaba en la silla de bebé. Luego del impacto, Patricia bajó con la bebé en brazos, empezó a correr, el carro empezó a incendiarse. Su esposo controló el fuego con el extintor. El conductor que provocó el accidente, no podía caminar y solo gritaba.
 
Según el parte policial, tenía aliento a licor pero se negó a la prueba de alcoholemia. Una muestra de sangre posterior evidenció que estaba ebrio. 
 
La bebé murió en el hospital por un golpe en la cabeza. Esa noche se truncaron los sueños de Patricia y Miguel quienes ocho meses atrás habían dejado Canadá para educar en Quito a su única hija.
 
Que una persona ocasione la muerte por conducir en estado de embriaguez o bajo efectos de estupefacientes o sustancias psicotrópicas, es el delito que tiene la pena más alta, de 10 a 12 años de prisión y la reparación obligatoria.
 
No obstante, la impunidad reina. Según la Fiscalía, entre agosto de 2014 y julio de 2019 se registraron 352 casos de este tipo, pero solo se han dictado 99 sentencias. El fiscal de tránsito Juan Guaño explica que el procedimiento obliga a constatar el delito en el lugar y de forma inmediata, para demostrar que se ha consumido alcohol o alguna droga.
 
Han pasado cuatro meses y el proceso no avanza. Patricia y Miguel no pueden atravesar el luto tras la pérdida de su hija, por estar entrampados en los trámites burocráticos, en medio de la incertidumbre y el dolor. Por ahora, el conductor que ocasionó el accidente está detenido; no se hizo cargo de los gastos por los daños que causó.
 
Sin justicia
El 20 de noviembre de 2015. Mauricio Carpintero terminó su jornada de trabajo y se dirigía a casa en su motocicleta. A solo dos cuadras de iniciado el trayecto, un automóvil se pasó el Pare y lo impactó. Fue trasladado al hospital con signos vitales pero su cabeza quedó destrozada. Al amanecer del día siguiente falleció. La persona que conducía el vehículo fue detenida en delito flagrante y acusada de muerte culposa. El proceso debía durar entre 30 y 90 días, pero han pasado cuatro años y el caso no está cerrado; podría prescribir.
 
July Villalta, esposa de la víctima, busca justicia mientras cuida de sus dos hijos. Perdió su trabajo por dedicarse a los trámites que parecen interminables. Ahora cubre sus necesidades laborando en una peluquería con horarios flexibles.
 
July Villalta: “Me quedé sin mi marido, el padre de mis hijos, quien cuidaba de nosotros. La persona que provocó el accidente está libre. Pasan los años y no hay justicia”.
 
En Ecuador, cada año mueren 1.200 personas en accidentes de tránsito. El 53 por ciento de los siniestros ocurre en vehículos particulares, es decir, automóviles y motos. La principal causa es por descuido, el retocarse el maquillaje, contestar el teléfono, enviar un mensaje, recoger algún objeto, cambiar la radio o exceder de velocidad. Esos segundos de imprudencia, hacen la diferencia entre la vida y la muerte.
 
Según la Agencia Nacional de Tránsito, entre enero y septiembre de este 2019 se han registrado 29.153 accidentes de tránsito: 10.628 automóviles y 5.218 motos. El resto corresponde a camiones, buses, bicicletas y otros.
 
En los accidentes tipificados como muerte culposa pueden haber circunstancias agravantes: malas condiciones mecánicas del vehículo, llantas lisas y desgastadas; el haber conducido más allá de las horas permitidas, las malas condiciones físicas del conductor, o la inobservancia de leyes, reglamentos, etc. 
 
July Villalta está segura de que quien provocó la muerte de su pareja no tenía mala intención, pero espera que se siente un precedente; que la gente tenga más cuidado al conducir y que el culpable reciba una sanción. “Yo me quedé sin mi marido, el padre de mis hijos, quien cuidaba de nosotros y la persona que provocó el accidente está libre”.
 
Según la Fiscalía, entre 2014 y 2019, de 12.079 casos por muerte culposa, solo el siete por ciento tuvo sentencia. 
 
Soraya Herrera, de la fundación CAVAT, afirma que la impunidad se debe a que los choferes huyen y no se puede juzgar a un ausente, por eso los delitos prescriben. Cree que la justicia no llega para las personas de bajos recursos que no pueden pagar un abogado y deciden abandonar los procesos. También porque existe corrupción en la justicia.
 
Excesos al volante
Cuatro jóvenes perdieron la vida el último fin de semana de octubre en la vía Guayaquil-Salinas. Según sus familiares luego de participar de una fiesta habían decidido ver el amanecer en la playa. El conductor de 27 años, el mayor del grupo, confiaba en su flamante automóvil adquirido dos meses atrás.
 
El exceso de velocidad los hizo perder pista y estrellarase contra un autobús de pasajeros que circulaba en sentido contrario. Cuatro horas demoraron los fiscales y paramédicos en rescatar los cuerpos.
 
 
Entre enero y septiembre de 2019 la suma de víctimas de accidentes de tránsito en el país llega a 16.314.
 
Cada 20 minutos se produce un siniestro de tránsito en Ecuador. Una persona muere cada tres horas por esta causa.