Joven ecuatoriano atrapado en Puerto Rico pide ayuda para regresar | Vistazo

Joven ecuatoriano atrapado en Puerto Rico pide ayuda para regresar

Nicole Landín Lunes, 30 de Marzo de 2020 - 15:06
Facebook
Twitter
Email

Francisco Ambrosini de 20 años es otro caso dentro del grupo de ecuatorianos atrapados en el exterior. El estudia en la Universidad de Rochester, Nueva York, y cuando empezó la emergencia sanitaria por el COVID-19, les pidieron a todos los estudiantes que desalojen el campus.

Sus papás consiguieron un vuelo de regreso a Guayaquil el martes 17 de marzo, mismo día en que el gobierno decidió cerrar sus fronteras. “Me llegó un mail el domingo 15 de la aerolínea, diciendo que mi vuelo estaba cancelado por las nuevas medidas” asegura Francisco.

Por estas razones, una amiga cercana se comunicó con él y ofreció darle alojamiento temporal en Puerto Rico, país donde reside. Debido a todos los percances, Francisco se vió obligado a cambiar su vuelo y aceptar la ayuda de su amiga, ya que no tenía a dónde ir.

Actualmente, se encuentra en Puerto Rico sin dinero y sin posibilidad de que sus padres lo ayuden por la falta de locales y agencias de depósito abiertas en ambos países. “Yo no tengo ningún dinero ahorrado, trabajaba en la universidad para pagarme la renta de mi departamento y no puedo trabajar fuera del campus porque mi visa no me lo permite” afirma.

Sin embargo, la falta de recursos y las fronteras cerradas no son su único contratiempo. Él ahorita tiene el pie roto y su movilidad es limitada, pero comenta que en medio de todos estos problemas, se enteró que están habilitando vuelos a Ecuador.

El último vuelo disponible hasta el momento es el día miércoles desde Miami a Ecuador, por este motivo, se contactó con el consulado ecuatoriano de Estados Unidos y Puerto Rico donde ambos le dijeron que no entraba en el grupo de personas vulnerables.

“A mi de verdad me parece absurdo, soy alguien sin recursos financieros que está en Puerto Rico por piedad de personas que decidieron acogerme. Tengo el pie roto, no tengo a donde moverme ni irme y en el caso de que ellos decidan dejar de darme alojamiento, quedaría en la calle”. asegura.

El temor de Francisco también está en la posibilidad de pasar por procesos de ubicación difíciles. Se puso en contacto con la policía de Puerto Rico y le dijeron que si le quitaban el apoyo, tratarían de incluirlo en un programa para refugiados sin hogar, dependiendo de la disponibilidad que tengan.

Por esto, él estaba preparado para agendar el vuelo del miércoles. Solo necesitaba el permiso de las autoridades para regresar al país. Sin embargo, esta mañana la ministra de Gobierno, María Paula Romo, anunció que se suspenderán los vuelos humanitarios mientras dure la cuarentena de los ecuatorianos que ya han llegado al país, cerca de 700 según la Cancillería.