Involucrado en violación grupal en Quito recibe 29 años de prisión | Vistazo

Involucrado en violación grupal en Quito recibe 29 años de prisión

País

Involucrado en violación grupal en Quito recibe 29 años de prisión

Lunes, 22 de Abril de 2019 - 14:24

Notas relacionadas

La madrugada del 25 de octubre de 2015 comenzó la pesadilla para la joven Cristina Alexandra C., quien, bajo intimidación, fue violada en grupo por tres hombres, de los cuales la víctima solo conocía a uno que, aparentemente, era su amigo.
 
Por este hecho, en noviembre de 2018 ya fueron procesados y recibieron sentencia condenatoria de 29 años 4 meses de privación de libertad los ciudadanos Jaime Ch. y José Nicolás E, según informó la Fiscalía a través de un comunicado.
 
Pero faltó un tercero, William Patricio R., que fue detenido a finales del año anterior. La audiencia de juzgamiento en su contra se realizó el 16 de abril de 2019 y fue sentenciado a 29 años y 4 meses de privación de libertad.
 
El fallo del Tribunal de Garantías Penales integrado por los magistrados Wilson Caiza (ponente) Silvana Velasco y Luis Fuentes también incluye el pago de USD 5 000 como reparación integral a la víctima, además, deberá pagar una multa de 800 salarios básicos unificados.
 
 
En la escena del crimen habría estado una cuarta persona (Carlos Alberto R., hermano de William Patricio R.), sin embargo, el Tribunal de Garantías Penales ratificó su estado de inocencia al no existir pruebas que lo involucren en el delito de violación. Durante la audiencia de juzgamiento, el fiscal Luis Remache, de la Unidad de Gestión de Audiencias de Pichincha, presentó varios elementos probatorios: el testimonio de los agentes aprehensores e investigadores, el informe médico-legal, el reconocimiento del lugar de los hechos, el testimonio anticipado de la víctima, así como pericias de ADN, entre otros.
 
La historia
El hecho ocurrió el 25 de octubre de 2015, luego de que la mujer, hoy de 27 años de edad, y sus cuatro agresores decidieron regresar desde Tumbaco, donde la noche anterior habían ido a bailar a una discoteca. Subieron a un taxi para, supuestamente, ir a Carapungo donde vivía la víctima, pero hicieron desviar al vehículo hasta el sector de La Ofelia, en el norte de Quito, donde residía uno de los violadores.
 
La joven se molestó porque la llevaron hasta ese sitio, pues debieron dejarla en su domicilio. Cancelaron el valor de la carrera y uno de ellos ordenó al taxista que se fuera inmediatamente. El grupo ingresó a una habitación oscura y con poca visibilidad. Jaime Ch., sacó un cuchillo con el que intimidó a la joven y, a la fuerza, la ultrajaron, uno por uno.
 
Consumado el delito, dos de los cuatro agresores, los hermanos William Patricio R. y Carlos Alberto R., huyeron del lugar. Entre sollozos, la víctima pidió a los otros dos que no la dejaran sola en el mencionado sitio. Ante las súplicas, la ayudaron a salir de ese domicilio, pero la amenazaron con matarla si denunciaba el hecho. Sin embargo ella denunció lo sucedido.