Investigaciones y proyectos, los afectados indirectos del recorte presupuestario a las universidades | Vistazo

Investigaciones y proyectos, los afectados indirectos del recorte presupuestario a las universidades

Redacción Lunes, 01 de Junio de 2020 - 13:44
Facebook
Twitter
Email

La cadena que implica el recorte presupuestario a la educación superior preocupa a los alumnos tanto como la separación del personal de las universidades y la producción académica con ellos. El recorte presupuestario de $98 millones para las universidades públicas está directamente focalizado a las partidas presupuestarias para el pago corriente de sueldos de administrativos, docentes y colaboradores. No obstante, la producción de investigaciones o la realización de proyectos también padecerán de reducciones, en caso de concretarse dicho recorte que, por el momento, se encuentra suspendido por un primero pronunciamiento de la Corte Constitucional (CC).

Las ramas de la investigación, por ejemplo, son unas de las que se verán más afectadas. Al haber recorte de maestros, los que se mantengan tendrán mayor carga horaria, por lo que su tiempo para indagaciones científicas se verá complicado e imposibilitado. Una resolución transitoria por la emergencia sanitaria, el Consejo de Educación Superior estableció que la carga horaria de los docentes "deberá ser distribuida o reasignada", priorizando siempre las clases en línea, por lo que su función investigadora quedaría relegada. Según la Ley Orgánica de Educación Superior, el 6% del presupuesto de las universidades debe destinarse para la investigación. Sin embargo, el presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador, Mauricio Chilauisa, explica que estos recursos no llegan en su totalidad por las “trabas burocráticas” que se imponen en el Ministerio de Finanzas o la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt).

“Con la reducción, muchos docentes sin nombramientos en la universidad, que ganaron capitales semillas, no podrán continuar con sus proyectos por la separación”, explica Chiluisa. Recuerda que, a pesar de la disposición legal, el 40% de la investigación en la academia ecuatoriana se financia con convenios internacionales del Gobierno de España, por ejemplo. Es aquí donde el rol docente jugaba un papel fundamental. El presidente de la FEPOL (Federación de Estudiantes de la ESPOL), Raúl Guachicasa, mencionó que, en el caso de su universidad, las investigaciones tenían un gran involucramiento entre docentes y alumnado.

En la ESPOL, 128 alumnos de pregrado están vinculados a los proyectos de investigación. Además, aprovechan las tesis para reforzarlas y, en el mejor de los casos, obtener una publicación en revistas científicas. Guachicasa recuerda que, durante la pandemia, la ESPOL ha contribuido con investigación e implementación. Entre estos destaca la elaboración de respiradores artificiales, la programación y diseño de una aplicación para intercambiar o conseguir medicinas y víveres, además de la habilitación del laboratorio de la Facultad de Ciencias de la Vida para el procesamiento de pruebas de COVID-19. Chiluisa justifica estas acciones por el carácter “solidario” de las universidades públicas del Ecuador.

El vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, en una visita previa a uno de los laboratorios de la ESPOL.

Asimismo, rememora que, en el país durante la última década, el 90% de las investigaciones indexadas (es decir, las científicas) provienen de las universidades públicas. Entre esas, la ESPOL es una de las que mejor aporta a la investigación. Según cifras del repositorio online Scopus, la Escuela Superior Politécnica del Litoral se ubica en el segundo lugar de las públicas que mayor investigación ha aportado. En el caso de los proyectos de vinculación o comunitarios, la logística se complica debido a la pandemia. No obstante, la falta de recursos los limita a participaciones virtuales con cargas menores.

SALARIOS SUPERIORES LEGALES
El ministro de Finanzas, Richard Martínez, en unas declaraciones indicó que el año pasado las universidades habían ejecutado el 87% del presupuesto, por lo que el recorte equivalente al 10% no afectaría las gestiones. Sugirió que se eliminen gastos de papelería, viáticos, viajes y demás. Luego, el presidente de la República, Lenín Moreno, recomendó revisar el salario de los docentes, que en muchos casos superan a los del presidente, debido a que estos son sometidos a un régimen propio, el Reglamento de Carrera y Escalafón del Profesor e Investigador del Sistema de Educación Superior.

Lea tambien: ¿Cuánto ganarán los servidores públicos, tras la reducción de la jornada laboral? Hay 20 escalas salariales

Sin embargo, Chiluisa refuta el planteamiento del ministro debido a que, al ser un recorte directo a la partida presupuestaria de los salarios, las universidades no tienen la facultad para destinar partidas presupuestaria, “no pueden ser endosadas a otras cosas”. La ESPOL elaboró una propuesta para hacer una rebaja “bajo protesta” a sus docentes y personal de apoyo no titular. Esto les generaría un ahorro de $1,16 millones de dólares; el recorte para esta universidad bordeó los $12 millones.

El presidente Moreno instó a las universidades a mantener abiertos los procesos de matriculación, puesto que el recorte no les afectaría. La Universidad Central del Ecuador (UCE) fue una de las que se acogió al cierre temporal. El vicepresidente de la Federación de Estudiantes Universitarios de la UCE, Erick Barba, explicó que la decisión universitaria se dio debido a que no podrán garantizar el pago de profesores y técnicos docentes bajo contrato. A la UCE se le redujo $11 millones en presupuesto. Esto provocará un desfase en la planificación de las carreras. “Habrá materias y paralelos subidos en el sistema para las matrículas, pero sin profesor, lo que significa que ese paralelo estaría eliminado”, indicó.

La realidad universitaria pública es distinta acorde a la situación de cada una de ellas. En el caso de la Universidad de Guayaquil, la más afectada, no se abrieron ciclos para determinadas carreras. Por su parte, la UCE mantiene cerrado el proceso de matriculación. La Universidad de Cuenca se encuentra expectante a la decisión de la CC, que en primera instancia dictó medidas preventivas cautelares al recorte. Mientras que la ESPOL comenzó clases virtuales dos semanas después de la planificación inicial, con el 90% de aceptación matricular. Hasta tanto, los estudiantes seguirán exigiendo su presupuesto y el Gobierno dijo que acatará cualquier pronunciamiento de la CC.

HOY EN HOME