Galápagos explora alternativas de biocombustibles | Vistazo

Galápagos explora alternativas de biocombustibles

País

Galápagos explora alternativas de biocombustibles

EFE Martes, 19 de Junio de 2018 - 08:17
Un proyecto piloto que busca reemplazar el uso del diesel por aceite vegetal de piñón para la generación eléctrica se lleva a cabo en las islas Galápagos, informó el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).
 
La materia prima se logra, según un informe del IICA, a través del desarrollo agroindustrial del piñón que se cultiva en la costa continental de Ecuador, específicamente en la provincia de Manabí, donde se elabora el aceite vegetal que puede ser usado como fuente limpia y sustentable de energía y que reduce la emisión de gases de efecto invernadero.
 
El IICA indica en su estudio, que el proyecto también fomenta el desarrollo productivo rural, al favorecer a pequeños agricultores con un ingreso adicional que mejora la economía familiar campesina.
 
Como parte del proyecto, se instalaron en la central térmica de la Isla Floreana, en Galápagos, dos generadores eléctricos adaptados al uso de aceite de piñón y sistemas de almacenamiento para el biocombustible.
 
La tecnología se transfirió a la Empresa Eléctrica Provincial Galápagos (Elecgalapagos), encargada de operar el sistema y que cuenta en Floreana con la primera central térmica de este tipo en Ecuador.
 
El informe señala que los resultados del proyecto piloto han sido "muy positivos" para la región de Manabí y para las islas Galápagos.
 
Gracias a la cosecha de piñón, que ascendió a 5.246 quintales en el 2012, se pudo extraer y realizar el envío de 48.500 litros de aceite vegetal para el funcionamiento de los generadores en la Isla Floreana.
 
La iniciativa de este proyecto surgió en 2008 cuando Floreana, perteneciente al municipio de la vecina isla de San Cristóbal, obtenía su energía a través de un sistema compuesto por generación solar, un tipo de energía que produce electricidad de origen renovable, y grupos generadores térmicos a diesel.
 
Ambos sistemas no garantizaban la energía a la isla las 24 horas del día, sobre todo cuando en 2009 el sistema de generación por paneles solares sufrió un daño y salió de operación.
 
Galápagos cuenta con un sistema de abastecimiento energético frágil y vulnerable porque depende de combustibles fósiles enviados desde el continente, lo que se busca cambiar con este proyecto, añadió el IICA en su informe.
 
Agregó que el uso de carburantes fósiles acarrea un riesgo latente para el ecosistema de las islas, que se ha visto afectado por derrames de combustibles en el mar en varias ocasiones.