Extranjeros ayudan a restaurar el patrimonio de Cuenca | Vistazo

Extranjeros ayudan a restaurar el patrimonio de Cuenca

País

Extranjeros ayudan a restaurar el patrimonio de Cuenca

Darwin Borja Lunes, 09 de Diciembre de 2019 - 16:02
Unas 50 personas, entre cuencanos y extranjeros, se unieron para borrar los grafitis de la capital azuaya. Lo coordinan desde un grupo privado creado en Facebook.
 
El estadounidense Kevin Donnelly se puso manos a la obra en Cuenca, ciudad que es su hogar desde este año. Por eso se unió a Keep Cuenca Beautiful, un grupo privado creado en Facebook, en que están unas 50 personas, de ellas el 80 por ciento es extranjero.
 
 
 
“La primera semana aquí decidí unirme a Keep Cuenca Beautiful y ayudar donde pudiera. Solía vivir en un pequeño pueblo de California, donde el grafiti se estaba convirtiendo en un gran problema y nadie parecía estar haciendo nada al respecto, así que organicé un grupo de ciudadanos preocupados para atacar el problema”.
 
 
Luego de dos meses, el grafiti en su ciudad era cosa del pasado. “Lo mismo sucedió alrededor de un resort cerca de Ventura California, nuevamente pedí ayuda a ciudadanos preocupados y nuevamente respondieron. Esta vez nos tomó más tiempo, pero eventualmente los etiquetadores se rindieron y el grafiti se redujo”.
 
 
Su experiencia para resolver esa problemática ha sido fundamental. La primera minga para borrar grafitis se realizó en septiembre, en los alrededores del parque Abdón Calderón, en el centro de la capital azuaya. Divididos en ocho grupos, los participantes con espátula, disolvente y pintura quitaron los garabatos y los carteles pegados sobre las paredes. Ese fue el inicio de la recuperación del Centro Histórico. Planean a futuro extenderse a otros sectores de la cuidad.
 
 
Juan T. Neira cuenta que esta iniciativa nació como una forma de celebrar los 20 años de la declaratoria de Cuenca como Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de Unesco. Para la aplicación de su plan han logrado el apoyo de la ciudadanía, de la empresa privada y los permisos del Municipio. El grupo también es coordinador por la estadounidense Susan Burke.
 
 
El trabajo de ellos no se limita en embellecer a la ciudad, sino de monitorear el área asignada para borrar los nuevos grafitis. Una siguiente etapa es coordinar con las autoridades para que se sancionen a los grafiteros. Esto se va a complementar con campañas educativas y con la asignación de espacios para grafitis artesanales o murales.
 
 
Mantenga hermosa a Cuenca. Ese es el lema de este grupo que quiere dar una mano a la capital azuaya, a la nueva casa de muchos extranjeros.