El último catálogo de Inmobiliar | Vistazo

El último catálogo de Inmobiliar

Alejandro Pérez | aperez@uio.vistazo.com Lunes, 06 de Julio de 2020 - 21:02
Facebook
Twitter
Email
Al norte de Quito, en la parroquia Llano Chico, se levanta el conjunto habitacional Millenium. Allí el Estado ecuatoriano es propietario de 425 “bienes” que todavía están en planos, es decir, no existen y no se sabe cuándo se construirán. Hay alrededor de 150 futuros departamentos avaluados en más de seis millones de dólares, y el resto son parqueaderos y bodegas de menor cuantía. Estas propiedades, que pertenecían a los Hermanos Isaías, fueron incautadas y están bajo la administración del Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar), pero suponen un problema pues no las puede vender.
 
A más de 20 años del feriado, a esto se suman bienes de otras procedencias: 390 predios en el sector Los Limoneros en Vinces, provincia de los Ríos, que fueron del Banco de la Vivienda y que están invadidos desde hace más de una década y es difícil desalojar a sus “nuevos dueños”. Lo mismo ocurre con 280 locales del Centro Comercial Unicornio, en el centro norte de la capital, ocupados por personas que adujeron la propiedad y ahora se encuentran en diligencias judiciales. Estos son solo unos ejemplos.
 
 
Inmobiliar se convirtió en una especie de mega-bodega estatal, donde se almacena todo lo que sirve y lo que parece ser una carga para el fisco al no poderlos vender justo en tiempos de crisis fiscal. En el catastro de la institución figuran 1.456 bienes como “invadidos” y otros 1.890 como “desocupados”. Es decir, improductivos. En esta categoría están 54 oficinas en el edificio ex Filanbanco, en Guayaquil, que nadie quiere comprar por el deterioro sufrido y agravado tras el terremoto de 2016.
 
Lo que ahora tiene Inmobiliar no son bienes exorbitantes, esos se vendieron o traspasaron a instituciones públicas en la primera década del 2000: grandes empresas, edificios, mansiones, medios de comunicación, bananeras, camaroneras, yates... Lo que queda es el hueso, pero aún así tomará muchos años terminar de venderlos.
 
Uno de los bienes más costosos en el actual catastro es el terreno Ex Aneta, en Quito, avaluado en más de 13 millones de dólares, pero no se lo puede vender porque los Hermanos Isaías interpusieron una medida cautelar en 2018 y esta propiedad, junto a otros 728 bienes, están en litigio. Inmobiliar cerrará sus puertas en tres meses y sus competencias pasarán al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y este problema judicial y los inmuebles quedarán quizá otra década sin resolverse.
 
Lo que se vendió y lo que queda
¿Fue Inmobiliar, institución creada por la revolución ciudadana, otra oda a la burocracia, con más de 700 empleados, y que ahora cierra el presidente Lenín Moreno para optimizar el gasto público? Su director Nicolás Issa Wagner defiende su gestión: “Los bienes invadidos y desocupados ya estaban así cuando llegamos en 2017. Hemos vendido en subastas públicas 121 millones de dólares, mucho más de lo esperado y dejamos el catastro actualizado”, dice.
 
Además, ofrece vender 700 bienes de los “desocupados” en el tiempo que le queda a la entidad antes de su cierre. Dentro de éstos están 90 lotes en Costanera del Río, en Guayaquil, avaluados en 20 millones de dólares. Justamente son terrenos lo más caro que tiene Inmobiliar para vender. En Quito, en el sector La Pradera, se subastará una propiedad que iniciará la puja con 16 millones de dólares.
 
 
Asimismo, uno de los bienes más costosos que se vendió en 2018, corresponde a las 36 hectáreas del recinto de la Feria de Durán. La propiedad pasó a ser administrada por Estado tras las incautaciones a la banca, pero la última feria fue en 2013, y desde ese momento quedó abandonada hasta que la adquirió un empresario de la India por 9,88 millones de dólares. Muchos consideraron que se podía vender por una suma mayor si no se permitía su deterioro. Así se han devaluado numerosas casas y departamentos en varias ciudades del país.
 
Issa dice que todo el catastro queda documentado, aunque un informe de Contraloría que analizó la administración de los bienes entre 2016 y 2018, recomendaba mejorar el archivo, puesto que detectó problemas como archivos incompletos, expedientes sin orden cronológicos, fichas técnicas sin concordancia con la realidad. Los funcionarios responsables respondieron que eran falencias en archivos muy antiguos. 
 
Cuando en 2008 se creó Inmobiliar, como una institución adscrita a la Presidencia, le fueron transferidos los bienes de la banca que manejaban la AGD y el Banco Central. Poco a poco fue creciendo el catastro, incluso con las obras nuevas que construyó el gobierno de Rafael Correa: edificios, plataformas, puertos pesqueros, parques.
 
 
Desde edificios hasta bienes del narco
Inmobiliar maneja varios de los edificios gubernamentales. Solo para la administración de la Plataforma Financiera, en Quito, gasta 4,3 millones de dólares al año. Incluso se hace cargo de parques como el de la Mitad del Mundo o el de Tena, que cuenta hasta con zoológico.
 
“Es por eso que tenemos una nómina grande”, explica Issa. En los parques de Nueva Loja, Tena, por ejemplo, hay cuidadores veterinarios, en los puertos pesqueros tenemos controladores portuarios. Dice que la institución no solo se dedica a subastar propiedades incautadas.
 
Si embargo, hay bienes que no figuran dentro de este catastro. Los hospitales están en poder del Ministerio de Salud, las escuelas del milenio en Educación, o las refinerías e hidroeléctricas dentro de los sectores estratégicos. En total, el Estado tiene unos 21 mil bienes, avaluados en 16 mil millones de dólares. Alrededor de 3.900 de éstos están en manos de Inmobiliar, refiere Issa.
 
Finalmente, Inmobiliar también se hace cargo de los bienes incautados por ciertos delitos. En 2017, entre autos, embarcaciones, obras de arte, pasaron a esta institución 349 bienes por los delitos de narcotráfico, cohecho y lavado de activos. De estos, por ejemplo, se vendió el “Buque Kraken I”, incautado antes de zarpar de las costas de Santa Elena con media tonelada de cocaína. En la subasta se lo llevó la empresa Acería del Ecuador, Adelca, que pagó 1,2 millones de dólares, apenas 100 mil dólares más que la base con la que inició la puja.
 
En los operativos antidelincuenciales se decomisa de todo: desde vehículos, celulares, hasta utensilios de cocina que van a abarrotar las bodegas de Inmobiliar, junto con otros artículos de este tipo que se incautaron a la banca cerrada y todavía no se venden. Así es la gran bodega de Inmobiliar.
 
Cuando en 2017 asumió el gobierno Lenín Moreno pidió vender todos los bienes improductivos para financiar la Misión Casa Para Todos, para lo que se necesitaba unos 500 millones de dólares. Pero los bienes siguen improductivos y abandonados y apenas se han construido unas casas de las miles ofrecidas.