El color del feminismo | Vistazo

El color del feminismo

País

El color del feminismo

Patricia Estupiñán | @monestupinan Viernes, 08 de Marzo de 2019 - 09:28
El morado fue escogido por las sufragistas inglesas en 1916. Ellas incorporaron al blanco y dorado usados por las sufragistas norteamericanas desde 1867.  Los tres colores significan: lealtad, pureza y esperanza.  Desde 1978, el  violeta se transformó en el color del feminismo, al dominar su uso en  el apoyo de  la enmienda constitucional  norteamericana por los derechos iguales de las minorías.  
 
A pesar de que la lucha femenina lleva más de un siglo,  de que muchas conquistas han sido logradas, todavía subsiste una cultura machista, aun en los países desarrollados, como ha revelado el movimiento #MeToo  sobre el abuso sexual en la industria del entretenimiento.  El debate eterno: ¿un cambio de ley cambia la cultura?
 
En Ecuador para combatir el machismo, han sobrado las leyes.  Después de Estados Unidos, fuimos el segundo país en conceder el voto a la mujer. No obstante,  ninguna mujer ha sido electa presidenta y a la que le correspondía legítimamente ser la sucesora, Rosalía Arteaga,  un congreso machista le negó su derecho. La desigualdad no es solo política, en lo laboral no se cumple aquello de que a  igual trabajo, igual salario. 
 
En promedio la mujer gana 25 % menos que el hombre, según el INEC y en altos cargos, 17% menos según PWC Ecuador.  Sin embargo, en ninguna otra área la mujer está peor tratada que  en la Justicia.  Siete de cada diez mujeres ha sufrido acoso y/o  abuso. Apenas 15% de los delitos se denuncian, según UNICEF  uno de cada cien delitos denunciados termina con sentencia judicial.  
 
Cambiar la cultura es una lucha de titanes, que se ganará cuando exista tolerancia cero a toda clase de agresión a la mujer.