Comunidad internacional pide diálogo en Ecuador ante protestas | Vistazo

Comunidad internacional pide diálogo en Ecuador ante protestas

País

Comunidad internacional pide diálogo en Ecuador ante protestas

EFE / AFP Miércoles, 09 de Octubre de 2019 - 12:18
Desde otros países se exige un diálogo constructivo ante las manifestaciones ciudadanas de los últimos días en el país. La comunidad internacional aboga por una solución que detenga la violencia y consolide el orden constitucional. 
 
La presidenta de la delegación para las relaciones con los países de la Comunidad Andina en el Parlamento Europeo, la española Pilar del Castillo (PP), pidió este miércoles "diálogo constructivo y moderación" ante las protestas ciudadanas de los últimos días en Ecuador.
 
"Quiero expresar mi profunda preocupación por la ola de disturbios y protestas en Ecuador", dijo Del Castillo en un comunicado, en el que afirma que "las protestas y manifestaciones son legítimas en democracia, siempre que se produzcan de forma pacífica y respetando la legalidad vigente".
 
La presidenta de esta delegación del Parlamento Europeo, que engloba las relaciones con Ecuador, Bolivia, Colombia y Perú, apeló al "diálogo constructivo y a la moderación con el objetivo de encontrar una solución que contenga la violencia".
 
Del Castillo valoró positivamente la oferta de mediación de las Naciones Unidas y de la Iglesia, "confiando que en las próximas horas el diálogo se recupere y sea posible encontrar una solución en el marco de las instituciones políticas y democráticas de Ecuador".
 
Desde el Vaticano el representante de la organización indígena del Amazonas COICA, Gregorio Mirabal, pidió este miércoles que "pare la violencia y se abra el diálogo" en Ecuador.
 
"No queremos sangre. Hacemos un llamado al presidente Lenín Moreno para que pare la violencia y abra el diálogo", aseguró a la AFP Mirabal, invitado especial al sínodo de obispos dedicado a la Amazonía y abierto el domingo.
 
Mirabal intervendrá este miércoles ante la plenaria y pedirá al papa Francisco que intervenga ante el mandatario ecuatoriano. "Es que a nosotros no nos escucha. Creo que al papa sí", comentó. 
 
El presidente ecuatoriano abrió el martes la puerta del diálogo con la mediación de la ONU y la Iglesia católica, pero la jornada concluyó con un breve asalto a la desocupada sede del Parlamento cuyas actividades habían sido suspendidas desde temprano. 
 
El Gobierno de Honduras también abogó este miércoles por el diálogo en Ecuador para "consolidar el orden constitucional" y fortalecer la democracia ante las protestas ciudadanas de los últimos días en contra de la eliminación de los subsidios a los combustibles.
 
En un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Honduras lamentó las manifestaciones violentas registradas en Ecuador porque "han venido a poner en menoscabo el Estado de derecho y el orden democrático".
 
El Gobierno hondureño expresó también "su apoyo" a las acciones del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, para "recuperar y mantener la estabilidad, la paz , la institucionalidad y el orden público" en Ecuador a través de instrumentos que le otorgan la Constitución y la ley.
 
Cientos de manifestantes, en su mayoría del colectivo indígena, asaltaron el martes la sede parlamentaria, donde llegaron a irrumpir en el pleno, que tomaron por el lapso de una hora antes de que agentes policiales retomaran el control tras emplear gases lacrimógenos y la fuerza para desalojar el lugar.
 
 
Por ello, el país centroamericano hace un llamamiento "respetuoso" a las partes a que prime el diálogo para "consolidar el orden constitucional y el fortalecimiento democrático en Ecuador".
 
Aunque las manifestaciones se han repetido en los últimos días en varias ciudades del país, Quito concentra la atención tras la llegada de miles de indígenas, mientras que a Guayaquil se trasladó el lunes la sede del Gobierno, amparado en un decreto de excepción del pasado jueves.
 
En siete días de protestas ha habido al menos un muerto, 73 heridos (incluidos 55 uniformados) y unos 600 detenidos. 
 
Las manifestaciones han alcanzado a la industria petrolera. Varios pozos en la Amazonía han sido ocupados por manifestantes, lo que generó una caída del 31% de la producción ecuatoriana, estimada en 531.000 barriles por día.