Ciudadano nigeriano fue procesado por ataque y resistencia | Vistazo

Ciudadano nigeriano fue procesado por ataque y resistencia

País

Ciudadano nigeriano fue procesado por ataque y resistencia

Redacción Lunes, 18 de Marzo de 2019 - 15:29

Notas relacionadas

Con la ayuda de un traductor, se realizó la audiencia de formulación de cargos en contra del ciudadano nigeriano Eiseivo K. O., de 37 años, por el delito de ataque y resistencia.
 
El ciudadano mantiene prisión preventiva y la instrucción fiscal durará 30 días. Por el tipo penal de incumplimiento de decisiones legítimas de autoridad competente, se inició una investigación previa.
 
La pareja del procesado, Verónica L., la mañana del 14 de marzo, acudió hasta una Unidad de Violencia Intrafamiliar, en Quito, a solicitar ayuda para su conviviente, pues explica que es farmacodependiente y que tiene un comportamiento agresivo.
 
Una jueza le extendió una boleta de auxilio, documento en el que se prohibía intimidar o acercarse a la víctima y también le ordenaba abandonar el domicilio. Sin embargo, el documento de notificación no estuvo redactado en la lengua materna de Eiseivo K.O. según informa la Fiscalía General del Estado.
 
Esta tarde, agentes de la policía acudieron hasta el domicilio de la denunciante para notificar con la boleta a Eiseivo K.O., pero tampoco lo hicieron en su lengua materna. Al percatarse de la presencia policial y no entender lo que le decían, tomó los cuchillos para amenazar a los agentes y evitar su detención.
 
Para que Verónica L. y sus hijos no resulten lastimados, los agentes de Policía los retiraron del lugar. En su versión, la mujer dijo que no estuvo retenida por su pareja, con quien convive desde hace 10 años.
 
El fiscal Erick López formuló cargos por ataque o resistencia, ante el juez de flagrancia, Miguel Narváez. Presentó como elementos de convicción el parte policial de aprehensión y la denuncia puesta por uno de los agentes policiales.
 
Según relata, el ciudadano extranjero intentó acuchillarlos cuando los policías acudieron hasta la vivienda del procesado, en Cumbayá.