Cadena rusa RT espera explicaciones de CNT por cortar su emisión | Vistazo

Cadena rusa RT espera explicaciones de CNT por cortar su emisión

País

Cadena rusa RT espera explicaciones de CNT por cortar su emisión

EFE / AFP Lunes, 18 de Noviembre de 2019 - 10:16
La televisión estatal rusa RT espera explicaciones de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) de Ecuador por haber cortado la emisión del canal 778, correspondiente al canal en español de la cadena.
 
La vicedirectora del servicio de distribución de RT, Maya Yerkova, señaló este lunes que la señal fue cortada la semana pasada "sin previo aviso" y que la cadena rusa ha enviado una solicitud a la estatal CNT para que aclare la situación, según la agencia RIA Nóvosti
 
"No hemos recibido aún ninguna explicación", añadió la directiva de la cadena, que indicó que RT en español ya no figura en el paquete de los clientes, sino tres canales deportivos.
 
RT, que comenzó su emisión en diciembre de 2009, cuenta con una audiencia semanal de 21 millones de espectadores en diez países de América Latina, según indica en su página web.
 
El grupo televisivo ruso RT, considerado por muchos gobiernos occidentales como un arma de propaganda de Rusia en el extranjero, acusó el viernes Facebook de filtrar sus contenidos, prueba de la "censura estadounidense".
 
La redactora en jefe de RT, Margarita Simonyan, acusó en Telegram y Twitter a los moderadores de contenidos de la red social de "limitar la audiencia desde hace más de un mes" de su canal de documentales, RTD, asegurando que sus publicaciones "no aparecen en los hilos de actualidad de nadie. Seguimos viviendo en un mundo dominado por la censura estadounidense", añadió.
 
Para muchos países europeos y Estados Unidos, RT es un canal de propaganda y desinformación, algo que esta cadena estatal desmiente, definiéndose como una voz resistente a la dominación mediática estadounidense-occidental.
 
En Francia, el presidente Emmanuel Macron acusó a RT de ser un órgano de influencia al transmitir información falsa durante la presidencia de 2017.
 
En el Reino Unido, el regulador del sector audiovisual la llamó repetidamente al orden a causa de temas sobre Siria, donde el ejército ruso está comprometido, y sobre Ucrania, donde una guerra en el este enfrenta a las tropas con separatistas pro rusos.