Beatificarán a jesuita ecuatoriano por defender eucaristía | Vistazo

Beatificarán a jesuita ecuatoriano por defender eucaristía

País

Beatificarán a jesuita ecuatoriano por defender eucaristía

EFE Viernes, 08 de Noviembre de 2019 - 08:48
El padre jesuita Emilio Moscoso, asesinado durante la Revolución Liberal en 1897, será el quinto ecuatoriano en ser beatificado por ser considerado un "defensor de la eucaristía" y mártir de la Iglesia en una ceremonia el próximo 16 de noviembre en Riobamba.
 
Así lo informó este jueves la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), que indicó que la misa de beatificación será oficiada por el cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos del Vaticano y delegado enviado del papa Francisco.
 
La celebración eucarística se llevará a cabo a las 10h00 en el estadio de Riobamba, precisó la CEE.
 
El padre Luis Guevara, encargado del departamento de comunicaciones de la diócesis de Riobamba, comentó a Efe que el padre Moscoso será presentado como el beato de la eucaristía, pues "fue un defensor de la eucaristía y de la Iglesia".
 
Un comunicado de la Iglesia califica el evento que tendrá lugar en esa ciudad como "una incomparable e inmensa gracia", al que asistirán todos los obispos del país.
 
El padre Moscoso fue asesinado el 4 de mayo de 1897 por tropas que perseguían a los sacerdotes y fieles católicos durante los levantamientos que ocurrieron en el contexto de la Revolución Liberal en Ecuador.
 
Este fraile jesuita dedicó gran parte de su vida a la docencia en el país y continuó su servicio a pesar del hostigamiento hacia la Iglesia en este período convulso que se extendió desde 1895 hasta 1912.
 
En ese tiempo, Moscoso fue encarcelado en mayo de 1897 junto con su comunidad religiosa y una vez que recuperó su libertad, trató de ayudar a los fieles que aún estaban prisioneros, de acuerdo al testimonio de la Iglesia.
 
Cuando las tropas liberales entraron a la escuela religiosa en la que impartía el jesuita rompieron el sagrario, pisotearon las hostias consagradas y amenazaron con matar a todos los fieles del lugar, suceso en el que Moscoso perdió la vida.
 
En 1947, al cumplirse medio siglo del trágico suceso, la Iglesia Diocesana y la Compañía de Jesús restauraron el templo del colegio San Felipe y sus restos fueron depositados en la sacristía del mismo dentro de un cofre.
 
La beatificación del padre Emilio Moscoso fue confirmada por el papa Francisco el 12 de febrero de este año, cuando reconoció que su asesinato fue por "odio a la fe" y firmó el Decreto de Beatificación.
 
La CEE ha invitado a los feligreses a sumarse a las celebraciones con motivo de la beatificación el sábado 16 de noviembre y pide que en las misas del domingo 17 se "evoque el nombre del mártir".
 
El proceso de beatificación comienza cuando un fiel fallece con fama de santidad constante y creciente o por martirio y este ritual debe comenzar como mínimo, cinco años después de la muerte del fiel.
 
El padre Moscoso se suma a los cuatro beatos ecuatorianos, entre ellos tres santos reconocidos por la Iglesia católica, a saber: Santa Mariana de Jesús (1950), Santo Hermano Miguel (1984), Santa Narcisa de Jesús Martillo Morán (2008) y la beata Mercedes de Jesús Molina (1985).