Ambato, una alegoría de los frutos de la tierra | Vistazo

Ambato, una alegoría de los frutos de la tierra

Lunes, 24 de Febrero de 2020 - 11:03
Facebook
Twitter
Email

Ambato celebró este domingo su fiesta más grande con el tradicional desfile de la fruta y las flores, una celebración que cada vez atrae a más visitantes y que busca poner el acento en el cuidado de la tierra.

"Lo que se representa es la tierra que produce aquí todo en la provincia de Tungurahua (de la que es capital Ambato): las frutas y las flores que tenemos, porque es una tierra muy bendecida", manifestó la ministra de Turismo, Rosi Prado.

La fiesta, recordó, simboliza la unión de los ambateños en su afán de superación y "la forma de salir de la adversidad", tras el devastador terremoto que sufrió la ciudad de 1949.

Bajo el lema de "Rescatando el pasado, construyendo el futuro", la Fiesta de la Fruta y de las Flores vivió su jornada emblemática con el desfile de una veintena de carros alegóricos que marcharon engalanados con los frutos y semillas de la tierra, acompañados por comparsas y conjuntos de danza folclórica locales e internacionales.

CARROZAS ALEGÓRICAS

"En cada una de los carrozas se han utilizado cerca de 10.000 flores y más de 8.000 frutas y también el pan, algo tradicional de nuestra ciudad", explicó por su parte el técnico de turismo del Municipio, David Medina.

Rosas ecuatorianas y crisantemos, semillas de choclo o maíz (en Ecuador existen 25 tipos), habas y otras legumbres, cítricos como la mandarina o el limón verde andino, panes y un sinfín de coloridos elementos decorativos revestían las creaciones simbólicas.

Algunos de los títulos de los carros, como "Cuidemos el Planeta, es nuestro hogar", "Orgullosos de nuestras raíces" o "Labrando esperanzas-feria agrícola", ponían de relieve el espíritu de esta edición, la número 69, de recuperar las viejas tradiciones del campo para conservar el medioambiente.

Pero también desfilaron otros carros alegóricos que aludieron al hecho de que Ambato fue la primera ciudad ecuatoriana en instalar una imprenta, en 1775, o incluso más universales como una decorada con el castillo de Aladino de la lámpara mágica.

ESPACIO PARA EL FOLCLOR

Grupos de danza ecuatorianos ataviados con trajes típicos intervinieron en la procesión en la que también participaron conjuntos internacionales llegados del País Vasco, Indonesia, México, Costa Rica y Bolivia.

"Es una fiesta de cultura y de tradición, a la cual invitamos a delegaciones folclóricas de países hermanos del continente y de otros", expresó el alcalde de Ambato, Javier Altamirano.

Recordó que el Municipio mantiene una ordenanza que impide los juegos de carnaval con agua y elementos espumantes, que suelen ser tradición a lo largo y ancho del país por estas fechas.

"Le damos mucha importancia a los valores y principios que tenemos lo seres humanos, que son festejar con respeto y la responsabilidad del caso", observó.

El festival tiene lugar este año tras haber sido declarado en enero pasado "patrimonio inmaterial" de la región andina, y desde 2009 figura en la lista de patrimonio del Estado, del que recibe fondos para celebrar una fiesta a la que el Municipio destina más de un millón de dólares.

De acuerdo con la autoridad municipal, en 2019 cerca de 150.000 personas visitaron la ciudad con motivo de la Fiesta, y se espera que este año aumente esa cifra.