Acuerdo incidirá positivamente en los ciudadanos, dice Martínez | Vistazo

Acuerdo incidirá positivamente en los ciudadanos, dice Martínez

País

Acuerdo incidirá positivamente en los ciudadanos, dice Martínez

Redacción Lunes, 25 de Febrero de 2019 - 11:06
Aliviar los atrasos financieros en el campo social y lograr una refinanciación de la banca pública son, a decir del ministro de Finanzas, Richard Martínez, algunos de los beneficios que los ecuatorianos podrán evidenciar luego del otorgamiento de los 10.200 millones de dólares en crédito de parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) que están orientados a respaldar el Plan de Prosperidad del Gobierno. 
 
Así explicó el funcionario -en entrevista con Revista Vistazo- la incidencia en el ciudadano común de este acuerdo alcanzado también con otros seis organismos multilaterales. 
 
“Uno, se limpiarán los atrasos con microempresas, pequeñas empresas, medianas empresas y empresas de la economía popular y solidaria (...) Lo ideal es no tener atrasos, pero hay que entender que estamos administrando una situación fiscal muy compleja. Y dos (...) los ciudadanos que están en la banca pública podrán reducir la cuota que pagan mes a mes y tendrán un alivio en su carga”, explicó Martínez.
 
Al respecto, agregó que parte de este préstamo se utilizará en obras publicas, en vías que tienen que iniciar su mantenimiento y que al momento se encuentra paralizadas pues no existen los fondos para otorgar anticipos ni para arrancar con el trabajo. “Esto es beneficio directo al ciudadano”, indicó. 
 
Según dijo, de los 10.200 millones de dólares otorgados en este préstamo, $6.700 millones son de libre disponibilidad y $3.500 millones están atados a proyectos específicos.
 

 

 
“Los que son de libre disponibilidad los vamos a usar para el gasto social, como el proyecto “Casa para todos”, “Plan toda una Vida”, misión “Las Manuelas”. El mantenimiento vial y carreteras que se van a construir, está contemplado como inversión”, sostuvo.
 
El ministro ha dicho que este acuerdo multilateral con siete organismos internacionales implica "reformas estructurales" en la economía. Sostuvo que estas reformas están enfocadas en cinco puntos específicos; entre ellos, darle más independencia del Banco Central y realizar reformas en el Código Monetario. 
 
Subsidios e IVA
 
El ministro de Finanzas también se refirió a los subsidios. “Aunque hay varias ineficiencias en ese tema, el gas no se toca. El Presidente lo ha dicho y nosotros vamos a mantener esa decisión”, puntualizó.
 
Sin embargo, habló de casos de grandes empresas que se benefician del subsidio al diesel. “Nosotros no podemos seguirle regalando plata a empresas grandes y empresas que tienen capacidad. Entonces ahí hay un espacio de optimización”, dijo sobre este asunto.
 
Agregó que tienen en revisión al menos diez temas sobre los cuales van a realizar correcciones y modificaciones. “...parecería que no generan un impacto fiscal fuerte, pero que tranquilamente pueden totalizar unos 250 o 300 millones de dólares”, indicó. 
 

 
Sobre una eventual revisión del porcentaje de cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) indicó que no hay una decisión tomada.  “No hay ninguna decisión de que el IVA va a subir a 14 o 15%. Más bien tenemos que trabajar en el esquema tributario. Hay empresas y personas naturales que reciben altas exenciones que no deberían recibirlas. (...) Vamos a analizar todo el tema tributario. Nosotros no podemos negar ni descartar todo de entrada”, sostuvo. 
 
Martínez anticipó que seguramente la cuestión tributaria será la que mayor discusión tenga en la Asamblea Nacional, cuando una posible reforma a las leyes que regulan este tema, llegue al organismo legislativo. 
 
“En el diseño de la política es donde está la clave, porque queramos o no admitirlo tenemos un esquema, un modelo tributario “correista”. Fueron 10 años de 15 reformas tributarias y hay una serie de deformaciones, impuestos que son extremadamente costosos de recaudar, pero de muy baja recaudación. Entonces hay que ser un análisis integral para encontrar un punto de equilibrio, donde el estado pueda recaudar eficientemente  y el ciudadano sienta menos tramitología”, sostuvo.