34 años de prisión para español por femicidio de Paola Moromenacho | Vistazo

34 años de prisión para español por femicidio de Paola Moromenacho

País

34 años de prisión para español por femicidio de Paola Moromenacho

Fiscalía Miércoles, 24 de Abril de 2019 - 16:49

Notas relacionadas

Con base en la argumentación técnica de la Fiscalía, la Sala Penal de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha agravó la sentencia condenatoria para el ciudadano español Héctor M. imponiéndole 34 años y 8 meses de privación de libertad como autor del femicidio de la ecuatoriana Paola Moromenacho.
 
El fiscal especializado en Violencia de Género, Ángel García, en la audiencia de apelación a la sentencia instalada la mañana del 23 de abril de 2019, refutó el fallo de 26 años de prisión que el Tribunal de Garantías Penales impuso como pena, la noche del 02 de julio de 2018.
 
Argumentó que en el femicidio de Paola, de 43 años, cometido por su exesposo de 45 años, existían circunstancias agravantes por las que se debió dictar en primera instancia la pena máxima. “Son agravantes el haber mantenido una relación conyugal y el haber arrojado el cuerpo de la víctima en un lugar público, como consta en la carga probatoria presentada por la Fiscalía”, precisó el fiscal Ángel García.
 
Durante la audiencia de apelación, el fiscal del caso resaltó que la Fiscalía, en el desarrollo del proceso penal, recolectó pruebas testimoniales de la familia de la víctima que dieron cuenta del círculo de violencia por el que atravesó Paola.
 
Asimismo, enfatizó en las pericias de contexto que demostraron que existió una relación de poder, ya que la víctima sufrió violencia sistemática desde que convivió en España con su exesposo.
 
 
La resolución de la Sala Penal, que aceptó en su totalidad la apelación sustentada por la Fiscalía, dejó intactas la reparación integral y la multa: Héctor M. deberá entregar USD 30.000 a la familia de la víctima como resarcimiento y también cancelar una multa de 1.000 salarios básicos unificados.
 
El 4 de agosto de 2017 
En España, luego de pasar por reiterados episodios de violencia física, psicológica y de agresiones de índole racial, en 2011 y una vez divorciada, Paola Moromenacho regresó a Ecuador con su hija menor de edad y se radicó en Cayambe, junto con su familia.
 
Posteriormente, Héctor también se trasladó a vivir en Ecuador e inició una relación sentimental con otra mujer. En este contexto, empezaron los juicios por la tenencia y por
los alimentos de la niña.
 
Un juez dispuso un régimen de visitas para la hija en común. El 4 de agosto de 2017, en una de esas visitas, Héctor segó la vida de Paola, con 19 puñaladas. Consumado el femicidio, colocó el cuerpo en el asiento posterior del auto de la víctima y lo abandonó en el bosque de Buga, en el cantón Cayambe. Dos días después, y por casualidad, los comuneros del lugar encontraron el cadáver de la mujer.
 
Un delito de género
Según el artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal, COIP, comete femicidio “la persona que, como resultado de relaciones de poder manifestadas en cualquier tipo de violencia, dé muerte a una mujer por el hecho de serlo o por su condición de género”, y sanciona este delito con privación de libertad de 22 a 26 años.
 
El artículo 142, en su numeral 2 precisa que una circunstancia agravante del femicidio es
el que haya existido una relación conyugal. A más de las agravantes constitutivas del tipo penal, la Fiscalía probó la agravante genérica establecida en el artículo 47 numeral 7 del COIP, esto es la saña con la que actuó el victimario.
 
Precisamente porque no se tomaron en cuenta estas circunstancias en la sentencia de primera instancia, la Fiscalía apeló y consiguió agravar la pena privativa de libertad a 34 años 8 meses.