Capaya, el Diálogo y el Twittero de Carondelet | Vistazo

Capaya, el Diálogo y el Twittero de Carondelet

María Belén Arroyo | marroyo@uio.vistazo.com Lunes, 06 de Febrero de 2017 - 12:25
Facebook
Twitter
Email
Pre-diálogo: Capaya se Explaya (Y Despapaya)
48 horas antes del Diálogo Presidencial convocado por grupo El Comercio, la expectativa era desbordante. ¿La razón? Vídeos de Carlos Pareja Yannuzzelli (Capaya), un ex alto funcionario del sector hidrocarburífero prófugo de la justicia y encausado por denuncias de corrupción, se difundían por cuentas de Twitter. Su mensaje: todo se hacía con conocimiento del actual vicepresidente Jorge Glas. El Vicepresidente aspira a la reelección como compañero de fórmula de Lenín Moreno en las elecciones del próximo 19 de febrero.
 
El aparataje de propaganda oficial se puso a trabajar a marcha forzada para posicionar la tesis de la ‘campaña sucia’ en contra del candidato auspiciado por la lista 35, Alianza PAÍS. El mismo Moreno, en el evento para suscribir su compromiso a favor de los enfermos con cáncer, presentó su versión a la prensa el día previo al diálogo: las denuncias no estaban sustentadas, aseguró.
 
 
Diálogo: La pregunta ausente
Fue un hecho histórico que los ocho candidatos se presentaran al Diálogo Presidencial en las instalaciones de grupo El Comercio al sur de Quito, la noche del domingo 5 de febrero. Como antecedente, en agosto de 2006, se realizó un debate entre candidatos, al que acudieron cinco de 13 binomios inscritos. (En esa ocasión Rafael Correa, que debutaba por Alianza País, y Cynthia Viteri, que corría por el socialcristianismo, tuvieron un vis-a-vis).
 
Viteri, quien es candidata por PSC-MdG, tuvo un tono de confrontación contra Guillermo Lasso en el debate de fines de enero en Guayaquil (en el que no participó Lenín Moreno). En el diálogo presidencial cambió de estrategia y arremetió contra la corrupción: anunció que promoverá una Ley para devolver al Estado, “fondos que se han robado este gobierno”.
 
Patricio Zuquilanda, de Sociedad Patriótica, sacó el tema a relucir: “Se dice que hay millones en las cuentas de los revolucionarios”. Y exhibió un documento que, según dijo, se remitió a Lenín Moreno cuando actuaba como Presidente encargado: en él se denunciaba la existencia de depósitos a cuentas de Rafael Correa en el exterior.
 
Dalo Bucaram, de Fuerza Ecuador, rozó el histrionismo: comparó las cuatro primeras letras del apellido del actual mandatario con las primeras letras de la palabra corrupción.
 
Iván Espinel, del Movimiento Fuerza Compromiso Social, insistió en la ley bisturí para extirpar el “cáncer de la corrupción”, aumentando la pena de 13 a 40 años por peculado.
 
Washington Pesántez, de Unión Ecuatoriana, estableció que el problema de fondo es la Constitución de 2008, que creó la novelería del quinto poder, y ofreció una Asamblea Constituyente para volver a los tres poderes, con separación de funciones.
 
Guillermo Lasso, de CREO, aprovechó su tiempo de exposición para delinear su plan de gobierno, pero –a la salida del diálogo- reiteró su posición. “Hay un responsable político de la corrupción y se llama Jorge Glas Espinel, el binomio de Alianza País”. Horas antes del debate, había convocado a la prensa para pedir, como ciudadano más que como candidato que la Fiscalía realizara las investigaciones en torno a las denuncias de Pareja Y.
 
 
Paco Moncayo, presidenciable por el Acuerdo Nacional por el Cambio, habló de la “Indignación y vergüenza” para los ecuatorianos, y de la “Necesidad de hablar de un medio para combatir la corrupción”.
 
No se dio por aludido Lenín Moreno. “No voy a contestar las injurias ni las mentiras. No me llegan ni le llegan a Alianza PAÍS”. Sí mencionó que “Los corruptos de ayer y los corruptos de ahora de este gobierno, no regresen después bendecidos por el paso del tiempo”. “Sanción sí, cárcel sí a todos los corruptos, a los de ayer y a los de ahora”.
 
El Twittero de Carondelet
Nadie le invitó al Diálogo Presidencial pero se las arregló por conseguir reacciones de los candidatos. A Dalo Bucaram le dijo que prefería ponerlo a debatir con su perro Segismundo. Pero al tuitear, Correa subió la imagen de su mascota Melibea.
 
“Le espero para debatir con altura”, le replicó Bucaram, a la salida del conversatorio, abordado por la prensa, anticipando que la juventud ha superado a las propuestas del actual mandatario.
 
Rafael Correa emitió desde su cuenta de Twitter 21 mensajes contra los candidatos presidenciales. Desde su perspectiva, el ganador del debate fue Lenín Moreno.
 
De Paco Moncayo cuestionó su falta de carisma: “Se le quedó en casa y no se ha dado cuenta”. El general retirado le replicó: “Parece que confunde carisma con dotes de demagogo”.
 
De Cynthia Viteri dijo que es tan auténtica como billete de 2,5 y reiteró en su desconocimiento sobre economía.
 
De Lasso dijo que “Compite en carisma con Moncayo. Al menos el segundo es héroe del Cenepa. El otro es “héroe” del feriado bancario”.
 
Lo cierto es que Correa da luces sobre su intención de continuar siendo el foco de atención en la política nacional.