Seis detenidos tras ataque en zona minera | Vistazo

Seis detenidos tras ataque en zona minera

País

Seis detenidos tras ataque en zona minera

EFE Domingo, 18 de Diciembre de 2016 - 11:22
Seis personas fueron detenidas hoy en el proceso de investigaciones tras el ataque del pasado miércoles contra fuerzas del orden en una zona minera de la provincia de Morona Santiago, donde murió un agente policial y otros cinco resultaron heridos, al igual que dos militares.
 
Así lo informó el ministro del Interior, Diego Fuentes, quien indicó que los detenidos fueron puestos a órdenes de las autoridades competentes.
 
En una rueda de prensa en compañía de representantes del Ejército y la Policía, Fuentes señaló que la fuerza pública intervino con "total respeto y garantía de los derechos de los ciudadanos y la población en general".
 
Indicó que "se han intervenido algunas poblaciones" donde no ha habido inconvenientes "a pesar de que se registraron, en horas de la mañana, algunos actos violentos en contra de la Fuerza Pública".
 
Fuentes aseguró que en todos los procedimientos estuvieron presentes miembros de la Fiscalía para avalar cualquier tipo de detención y obtención de evidencia.
 
Comentó que en los operativos, hasta el momento, han encontrado trece armas así como munición de diverso calibre, pólvora y artículos "que podrían ser artefactos explosivos", adelantó.
 
Fuentes informó que se ha activado un plan de recompensa de 50.000 dólares para quienes ofrezcan información verídica sobre el ataque ocurrido el pasado miércoles en el campamento minero La Esperanza, en el sector de San Carlos-Panantza.
 
Según el Gobierno, el ataque lo protagonizaron personas de la etnia shuar que habita en la región, quienes se oponen a la minería y reclaman tierras facilitadas en concesión a empresas mineras.
 
En los incidentes falleció el agente de Policía José Luis Mejía Solórzano y resultaron heridos cinco policías y dos militares.
 
En la provincia de Morona Santiago está vigente el estado de excepción por un periodo de treinta días.
 
Ayer, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador y la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana difundieron imágenes de vehículos militares y alertaron "a la comunidad nacional e internacional" para que estén atentas "ante la presencia de la fuerza pública del Ecuador".
 
Aseguraron que dicha fuerza está equipada con "armamento bélico, tanques de guerra y otros aparatos militares de represión y ataque".
 
Estas dos organizaciones, junto a otros colectivos sociales culparon el jueves al Gobierno de los incidentes y solicitaron la mediación de la ONU y de la Organización Estados Americanos (OEA), entre otros, para poner fin a las tensiones.
 
Los colectivos exigieron la retirada del estado de excepción decretado tras los incidentes por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.
 
El gobernante reiteró hoy su rechazo a los incidentes ocurridos en la provincia amazónica de Morona Santiago.
 
"Debemos rechazar la violencia. Se trata de un grupo minúsculo de extremistas, de dirigentes irresponsables, (que) quiere imponer sus caprichos. Tenemos información que estos grupos armados han robado y chantajeado a los colonos de la zona", dijo.
 
Apuntó que "ese territorio no es un territorio ancestral, como tratan de decir, eso es mentira. Están tratando de decirse víctimas cuando ellos fueron quienes atacaron a la fuerza pública", expresó.