Fiscalización revela movimientos migratorios de Rodas | Vistazo

Fiscalización revela movimientos migratorios de Rodas

Ecuavisa Miércoles, 18 de Enero de 2017 - 11:52
Facebook
Twitter
Email
El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, y colaboradores del Municipio de Quito registran movimientos migratorios que apuntarían a una posible vinculación con la constructora brasileña Odebrecht. La presidenta de la Comisión de Fiscalización, María José Carrión, reveló este 18 de enero de 2017 que los viajes realizados por los funcionarios corresponden a 2014 y forman parte de la investigación que se sigue contra la empresa extranjera, a raíz de conocerse de supuestos sobornos ofrecidos al país para beneficiarse de contratos entre 2007 y 2016.
 
"Ha habido algunos movimientos migratorios del alcalde que dejan mucha preocupación", dijo Carrión, al informar que Rodas viajó a Brasil el 15 de marzo de 2014, junto con Jacobo San Miguel, candidato a la Asamblea Nacional por la alianza CREO-SUMA en Tungurahua, quien en primera instancia iba hacia Perú, pero que no registra ninguna entrada a ese país desde 2005, sino a Brasil en la misma fecha que el alcalde de la capital. 
 
"Tengo la información migratoria de la salida de Rodas, información del aeropuerto internacional de Brasil, de que ellos salieron el 20 de marzo de 2014, a las 23h39, rumbo a México. Luego de llegar a México, vuelven a Ecuador los dos y allí está la entrada de migración, 23 de marzo de 2014", detalló la legisladora.
 
Asimismo, indicó que, según información extraoficial, San Miguel tendría movimientos en sus cuentas bancarias de alrededor de $30 millones, en las mismas fechas de los movimientos migratorios.
 
También habló de un viaje a Panamá de Rodas, el 1 de abril de 2014, junto con Juan Carlos Holguín, funcionario del Municipio en ese entonces. "Holguín vuelve por Colombia, pero Rodas regresa directo de Panamá el 3 de abril, y el 30 de abril se compra una casa valorada en $370 mil de contado".
 
Carrión mostró un oficio enviado por la Comisión que preside en el que pide información a la autoridad municipal sobre dichos viajes, y la respuesta que recibió, según enseñó el documento, decía que "ni mi persona (Rodas) ni funcionario alguno han emprendido viajes a Brasil ni al exterior para mantener negociaciones con la empresa Odebrecht".
 
"Hemos pedido exámenes especiales de sus declaraciones juramentadas al alcalde, vicealcalde, concejales, altos directivos y teníamos mucha razón en hacerlo. Aquí hay indicios claros del cometimiento de un delito grave, ojalá no sea así y el alcalde pueda responder a Quito y al país", sentenció la titular de Fiscalización.
 
La Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea convocó al alcalde de Quito, este 19 de enero de 2017, a las 16H00, para hablar sobre el caso Odebrecht, luego de las reuniones que mantuvo la autoridad local con organismos internacionales en Estados Unidos. Hasta el momento, el burgomaestre no ha confirmado su asistencia.
 
Rodas denunció el 13 de enero de 2017 ante la Organización de Estados Americanos (OEA) "persecución política" en su contra por la vinculación del Metro de Quito con los sobornos ofrecidos por la constructora brasileña, pues el consorcio Acciona-Odebrecht construye la segunda fase de la obra de la capital. El principal objetivo de su viaje fue obtener información divulgada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre los sobornos que habría hecho la empresa brasileña a varios países, entre ellos Ecuador. 
 
Asimismo, el alcalde se reunió con Caleb McCarry, encargado para América Latina del Comité de Relaciones Internacionales del Senado de EE.UU. En dicho encuentro, "le comentó los hechos que están ocurriendo en Ecuador".
 
El 21 de diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló su investigación sobre supuestas coimas que habría ofrecido la constructora brasileña por al menos $2.600 millones en África y América Latina como Venezuela, Perú, Ecuador, México, Panamá, República Dominicana, Argentina, Colombia y Guatemala.
 
En el caso de Ecuador, los sobornos de la empresa al gobierno habrían sido por $ 33,5 millones, con el objetivo de beneficiarse de contratos por un monto de $ 116 millones, entre 2007 y 2016.