Las horas bajas del fútbol ecuatoriano | Vistazo

Las horas bajas del fútbol ecuatoriano

AFP Miércoles, 29 de Julio de 2015 - 14:25
Facebook
Twitter
Email

Quito.- Clubes endeudados, mediocres resultados internacionales y ahora un escándalo por adulteración de edades y nombres que enloda a los juveniles Sub-17: al fútbol ecuatoriano le va mal dentro y fuera de las canchas.

La noche del martes, la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) sancionó con hasta un año de suspensión a tres de los seleccionados que se clasificaron al Mundial de la categoría que se disputará en octubre en Chile.

El motivo: un bochornoso episodio de adulteración de edades y nombres que involucra a Andy Casquete, Mateo Tello y Joao Montaño, y que expuso a la selección Sub-17 a un castigo por parte de la FIFA.

Casquete, una de las figuras de la tricolor juvenil, tendría en realidad 20 años, mientras que Tello y Montaño falsearon sus nombres.

Este caso "es un grano más que abona la crisis que nos muestra el fútbol ecuatoriano", dijo a la AFP Fernando Carrión, académico de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) y editor de la Biblioteca del Fútbol Ecuatoriano.

Carrión cree que el balompié ecuatoriano va de tumbo en tumbo.

"Si al principio era una crisis económica de los clubes (...), hoy día lo que estamos viendo es una crisis de legalidad respecto a los futbolistas", agregó.

Para el exjugador, extécnico y comentarista deportivo Polo Carrera, las sanciones son "la punta de un ovillo" que recién empieza a desenredarse. Detrás, estima, vendrán otros casos de falsificación de documentos y "poco a poco irán saliendo otras investigaciones", dijo a la AFP.

Según Carrera, en esta trama de irregularidades participan empresarios ambiciosos y los jugadores y sus familias, muchas necesitadas, que aceptan falsificar datos para que los futbolistas tengan más opciones de figurar, por ejemplo, disputando torneos para los cuales cuentan con más experiencia y ventajas físicas.

"Los empresarios convencen a los padres de familia por la situación económica, y cometen estos ilícitos (...) Ganan las familias y ganan los empresarios, y pierde el fútbol", resumió.

EL FRACASO EN LAS CANCHAS

El escándalo con los juveniles lo destapó hace una semana el Registro Civil de Ecuador, cuando denunció inconsistencias en sus datos de nacimiento.

Sin embargo no es la primera vez que ilegalidades de este tipo avergüenzan al fútbol local. Entre 1999 y 2001 quedó al descubierto que futbolistas también de la Sub-17 suplantaron su identidad.

"Entonces se puso una sanción leve a los deportistas y no (se) identificaron más responsables de un hecho que constó la suspensión de la FIFA en esa categoría", recordó el diario El Universo en un reciente editorial.

El episodio de esta semana podría escalar de nuevo hasta el rector del fútbol. "La FIFA puede sancionar la clasificación del Ecuador en la categoría Sub-17 para el Mundial que se desarrollará en Chile", consideró Carrión.

Los expertos coinciden en que solo faltaba un escándalo de esas características para configurar el mal momento del fútbol ecuatoriano, tras los fracasos que acumula a nivel de clubes y de la selección absoluta en tornes internacionales.

En el último año Ecuador salió eliminado en primera ronda del Mundial Brasil 2014 y de la Copa América Chile 2015.


Ecuador cayó ante Suiza en Brasil 2014. El resutado fue decisivo
para que no supere la fase de grupos. Foto: REUTERS

"Si lo miramos a partir de lo ocurrido en la Copa América, pues lo más difícil era no clasificar y eso es lo que logramos ( ) es francamente un fracaso estrepitoso", resaltó Carrión.

"Lo último interesante" - recuerda- que le ha pasado al balompié ecuatoriano se remonta a 2010, cuando todavía no se hablaba de crisis económicas en los clubes y Liga de Quito cerraba "un ciclo luminoso" con cuatro títulos internacionales.

El año pasado, el elevado endeudamiento de los clubes y la baja asistencia a los estadios desataron huelga de futbolistas, quienes reclamaron sueldos impagos por unos 12 millones de dólares. La protesta obligó a suspender temporalmente el campeonato.

Jorge Guzmán, gerente de la Asociación de Futbolistas del Ecuador, dijo hace pocos días a diario El Comercio que los presupuestos financiados que presentaron los equipos a las FEF "fueron simples espejismos" y que seis de los 12 equipos de la primera categoría tienen un déficit de 27,5 millones.