Estela de Carlotto y su nieto fueron invitados por Correa a Galápagos | Vistazo

Estela de Carlotto y su nieto fueron invitados por Correa a Galápagos

País

Estela de Carlotto y su nieto fueron invitados por Correa a Galápagos

AFP Martes, 14 de Octubre de 2014 - 15:44

La presidenta de Abuelas de la Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y su nieto Ignacio Guido Montoya, a quien recuperó tras 36 años de búsqueda, se reunieron hoy en Quito con el presidente Rafael Correa, antes de viajar el miércoles a las islas Galápagos por invitación del mandatario.

Es la primera vez que abuela y nieto viajan juntos fuera de Argentina después de encontrarse a principios de agosto. Próxima a cumplir 84 años, Carlotto y su nieto, hablaron con Correa durante más de media hora.

"No voy a abandonar la lucha mientras tenga vida porque faltan muchos nietos por encontrar, muchas abuelas que esperan hacer lo que me tocó a mí hace dos meses", declaró ella a la prensa.

Después de su viaje a Ecuador, la presidenta y su nieto prevén viajar en noviembre al Vaticano por invitación del papa Francisco.

El nieto de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo agradeció la "calidez y el gran momento" que les ofrecieron en Quito. "Estamos muy contentos por la invitación que hemos recibido, además nos han tratado (...) de una manera maravillosa", destacó.

La abuela y su nieto intercambiaron regalos con Correa. Carlotto entregó al mandatario ecuatoriano una camiseta de la organización que preside, mientras Montoya (quien es músico) le dio un CD, observó un periodista de la AFP.

Ambos viajarán el miércoles a las islas Galápagos, ubicadas a 1.000 km de la costa ecuatoriana, en lo que se prevé será un viaje de descanso de carácter privado.

Estela de Carlotto recuperó en agosto al hijo de su hija Laura, secuestrada y asesinada por la dictadura argentina (1976-1983), tras ser arrebatado de los brazos de su madre horas después de haber nacido en un centro de detención clandestino.

Se estima que unos 500 niños nacieron en centros clandestinos de detención durante la dictadura argentina, y entregados en custodia a cómplices de los militares. 

Hasta la fecha, 115 de ellos han recobrado su identidad gracias al trabajo de la organización Abuelas de Plaza de Mayo. "Faltan casi 400 nietos más que pueden estar cerca o no, por eso recorremos el mundo buscándolos", expresó la presidenta.