Desalojo en Isla Trinitaria desata polémica entre el Gobierno y Municipio | Vistazo

Desalojo en Isla Trinitaria desata polémica entre el Gobierno y Municipio

Ecuavisa/Redacción Martes, 31 de Marzo de 2015 - 08:18
Facebook
Twitter
Email
Tras el desalojo de 40 familias en la Isla Trinitaria, la discordia entre el Gobierno y el Municipio vuelve a relucir. 
 
El gobernador del Guayas, Rolando Panchana, advirtió que si en la zona se dan actos de violencia será responsabilidad del cabildo que, días atras, instaló carpas para asistir a esas personas que quedaron sin vivienda. 
 
El Municipio instaló cuatro carpas para asistir a esas familias, pero el gobernador dio plazo hasta este martes para que sean retiradas, pues enviará maquinaria para que limpie el terreno como parte del proyecto de construcción de un parque Líneal en ese sitio.  
“Es responsabilidad del alcalde si finalmente no reubica sus carpas y propicia el reasentamiento de los desalojados. Que le diga a Guayaquil si el está solapando las invasiones en Guayaquil”, reiteró Panchana.
 
La vicealcaldesa, Doménica Tabacchi, estuvo en la zona para entregar vituallas y supervisar la ayuda a las personas que fueron desalojadas por estar asentadas ilegalmente en una zona protegida.
 
Dijo que en este caso el tema está en manos del Gobierno.  “Ellos no estaban legalizados, ellos han sido desalojados por parte del gobierno, no por parte nuestra y nosotros, como Municipio, lo que hemos venido haciendo es una ayuda, un apoyo, solidario, humano”, aseveró Tabacchi.
De las 40 familias desalojadas, 33 ya se inscribieron en el Plan de Contingencia de la Secretaría Técnica de Asentamientos Irregulares. El titular de esta entidad, Julio César Quiñónez, se refirió a esta alternativa, que les daría viviendas con financiamiento.
 
“Implica intervención en salud, intervención en planes de vivienda y activación de todo el frente social para los casos que se ameriten, específicamente para los casos con mayor nivel de vulnerabilidad”, indicó Quiñónez.
 
Según la Secretaría de Prevención de Asentamientos otras 112 familias serán desalojadas de esta zona protegida, en las riberas del estero.
 
Mientras tanto, la Policía custodia el sector para evitar enfrentamientos entre sus habitantes y las autoridades.